Miles de brasileños celebran en Rio la marcha del Orgullo Gay

- 16 de noviembre de 2014 - 14:40

Miles de brasileños participan este domingo en la 19ª marcha del Orgullo Gay en la playa de Copacabana, en Rio de Janeiro, que este año lleva el lema "¡Un millón de voces!" contra la homofobia, en un país que posee la cifra récord de asesinatos a homosexuales.

La organización espera que se unan al desfile más de un millón de miembros de la comunidad gay, lésbica, de travestis y transexuales, así como simpatizantes del movimiento, informó a la prensa local Gil Pires, uno de los representantes del acto.

El movimiento que simboliza la lucha por la igualdad de derechos tiene "como principal objetivo dar más visibilidad a una parte de la sociedad que aumenta día tras día", subrayó Pires en declaraciones al sitio de información G1 de Globo.

El comienzo del desfile estaba previsto para las 15H00 locales (17H00 GMT), aunque desde la mañana más de 200.000 preservativos y 100.000 geles lubricantes se distribuyeron en la playa, según informó la secretaría municipal de Salud.

"Es importante que la población comprenda sus derechos y se exprese contra la homofobia. El país es el que registra un mayor número de muertes de homosexuales", afirmó de su lado Carlos Tufvesson, uno de los responsables del movimiento.

En Brasil, 312 homosexuales, travestis y transexuales fueron asesinados en 2013, un 7,7% menos respecto al año anterior, pero que, aún así, situaron al gigante sudamerican, como el "campeón del mundo de los crímenes homófobos", según la organización Grupo Gay de Bahía (GGB).

El 40% de los crímenes contra homosexuales, travestis y transexuales que se cometen en Sudamérica tienen lugar en Brasil.

Un proyecto de ley para castigar la homofobia en el país lleva años chocando contra la resistencia de las bancadas católicas y evangelistas del Parlamento.

En 2011, sin embargo, la unión estable de parejas homosexuales fue reconocida por la Corte Suprema, que les garantizó los mismos derechos que a las parejas heterosexuales.

Dos años más tarde, la Justicia estimó que las instituciones públicas que celebraban matrimonios no tenían el derecho a rechazar a las parejas homosexuales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: