Ambos países no tienen relaciones diplomáticas desde 1978

La tensión escala entre Chile y Bolivia por incidente en la frontera

- 22 de marzo de 2017 - 00:00
El presidente Evo Morales (izq.), el vicepresidente Álvaro García (centro) y el ministro René Martínez (der.) participan en un ritual andino, en La Paz, a favor de que Bolivia retorne al mar.
Foto: AFP

Las autoridades chilenas arrestaron a 9 bolivianos por supuesto robo. La Paz presentó su réplica ante La Haya en el marco de la demanda marítima contra Santiago.

En un momento especialmente delicado y complejo, en la misma semana en que el Gobierno boliviano presentó su réplica ante la Corte Internacional de La Haya en el marco de la demanda marítima contra Chile, un nuevo incidente fronterizo ha empañado aún más las ya tensas relaciones entre ambos países, que no cuentan con relaciones diplomáticas desde 1978.

Esta vez, la detención de dos militares y siete civiles de nacionalidad boliviana en la zona fronteriza de Colchane, ha hecho estallar declaraciones opuestas por parte de Santiago y La Paz.

El incidente ocurrió el domingo y, como suele ocurrir en este tipo de casos, hay dos versiones. Chile sostiene que el arresto de estos uniformados y ciudadanos bolivianos se produjo en el área entre Colchane, en la región de Tarapacá y la frontera con Bolivia.

Por el contrario, el gobierno de Evo Morales apunta a que la detención se produjo al oriente del poblado de Unidas La Queca, 500 metros antes de la frontera con Chile, en territorio boliviano. Esta zona es aledaña al Salar de Coipasa.

Lo cierto es que las autoridades chilenas detuvieron a estas personas en momentos en que se disponían a interceptar un camión conducido por un ciudadano chileno, con personas a bordo. Fue uno de esos ocupantes que logró escapar tras ser interceptado por los ciudadanos bolivianos, dando alerta a Carabineros. La Policía chilena decomisó tres escopetas, dos revólveres, municiones, granadas, chalecos antibalas y trajes de camuflaje.

En una rueda de prensa, la presidenta chilena, Michelle Bachelet, afirmó el lunes que “son nueve personas que están detenidas, que estaban en territorio chileno cometiendo delitos, se habían robado uno, querían robarse nueve camiones con productos. Los bolivianos estaban en territorio (chileno) y estaban cometiendo delitos”.

A su vez, el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera, denunció un secuestro por parte de las autoridades chilenas y exigió la liberación inmediata de los ciudadanos bolivianos. Antes, el presidente Evo Morales había pedido “liberar a los rehenes secuestrados”. Bolivia ha insistido en que los ciudadanos de ese país se encontraban fiscalizando el camión.

El juzgado de garantías de la localidad chilena de Pozo Almonte formalizará hoy a los nueve ciudadanos bolivianos. Por ahora, ellos permanecen en la cárcel de Alto Hospicio.

No es la primera vez que ocurre este tipo de incidentes en la frontera. Un caso similar ocurrió en 2011 y otro en 2013. También el año pasado, Morales denunció que Chile supuestamente instaló una base militar de alta tecnología a 15 kilómetros del curso hídrico del Silala, en la frontera entre ambas naciones.

En todos esos casos la tensión diplomática se elevó, como ahora. De hecho, la Cancillería chilena ya citó a la cónsul de Bolivia en Santiago, Magdalena Mejías, con el fin de presentar una nota de protesta.

En Chile, este caso es visto como una forma que suele usar Bolivia para victimizarse en el marco de la demanda ante La Haya, pero también para que el Día del Mar tenga más resonancia. A su vez, en Bolivia observan este caso como un atropello más por parte de Chile.

Bolivia exige soberanía marítima

En lo concreto y en medio de este incidente, Bolivia presentó ayer su réplica en La Haya y se realizó una vigilia y ceremonia ancestral en la Plaza Murillo, en La Paz, para que el país altiplánico regrese con soberanía al océano Pacífico.

En abril de 2013 Bolivia presentó una demanda contra Chile ante la Corte Internacional con el fin de que ese tribunal determine que el Gobierno chileno tiene la obligación de negociar una salida soberana al Pacífico. Un año después, Chile objetó la competencia de la Corte de La Haya, pero en 2015 la CIJ se declaró competente.

Así, Bolivia tenía plazo hasta ayer  para presentar la réplica a la contramemoria chilena, mientras que Chile debe hacer llegar su réplica hasta el próximo 21 de septiembre.

Evo Morales ha dicho que la réplica boliviana demolerá la contramemoria chilena. En la Guerra del Pacífico, a fines del siglo XIX, Bolivia perdió 400 kilómetros de litoral y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio. El Gobierno boliviano considera que en las últimas décadas hubo ofrecimientos y hasta negociaciones truncas con Chile para un acceso al mar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: