Israel atacó objetivo de Irán en Siria

- 11 de mayo de 2018 - 00:00
Los sistemas de defensa aérea sirios interceptan los misiles israelíes lanzados la madrugada de ayer contra objetivos iraníes sobre el espacio aéreo de Damasco.
Foto: AFP

La escalada bélica entre el gobierno de Netanyahu y las fuerzas iraníes desplegadas en Siria no tiene precedentes desde el inicio de la guerra civil que arrancó en 2011.

Israel ejecutó decenas de ataques aéreos contra infraestructuras iraníes en Siria. La medida fue en represalia por disparos de cohetes contra sus posiciones en los Altos del Golán, en una escalada de tensión que alarma a la comunidad internacional tras la decisión de Donald Trump de abandonar el acuerdo nuclear con Irán.

Los ejércitos de Israel e Irán se enfrentaron este jueves 10 de mayo en Siria, ya que el gobierno de Benjamín Netanyahu no permite que la administración de Hasán Rouhaní construya una presencia en Siria. Por ello, intensificó los ataques contra objetivos iraníes al otro lado de la frontera.

Mientras Teherán prometió represalias luego de que siete de sus soldados murieran en un ataque aéreo israelí en abril.

Loveday Morris, Ruth Eglash y Louisa Loveluck, analistas del diario The Washington Post, indican que tras el anuncio del presidente Donald Trump sobre el retiro de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, Teherán tiene menos que perder al tomar represalias.

“El anuncio del martes envalentonó a los partidarios de la línea dura en la República Islámica que ahora quieren mostrar fortaleza. Ellos también se opusieron al acuerdo nuclear, pero con base en que Irán regalaba demasiado a las potencias mundiales en el otro lado de la negociación”, detalla The Post.

Según el Ministerio ruso de Defensa, el Ejército de Israel utilizó 28 aviones, disparó 60 misiles aire-tierra y más de 20 misiles tácticos tierra-tierra.

El ataque
Si se confirma su autoría, estos disparos de cohetes atribuidos a Irán serían los primeros contra posiciones israelíes en el marco de un enfrentamiento de décadas entre los dos países enemigos.

La respuesta israelí fue de una fuerza excepcional en suelo sirio desde que comenzó la guerra civil en ese país en 2011.

En los ataques nocturnos israelíes murieron 23 combatientes -cinco soldados sirios y 18 extranjeros-, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), oenegé con una amplia red de corresponsales en Siria.

La tensión internacional
En un momento de tensión en la región tras el retiro de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán, los ataques israelíes marcan “una nueva fase” en la guerra que devasta Siria hace siete años, clamó Bashar al Asad.

“La escalada de las últimas horas nos demuestra que es una cuestión de guerra o paz”, advirtió la canciller alemana, Angela Merkel.

Según expertos, Rusia, poderoso aliado del régimen de Al Asad, puede jugar un papel importante en esta crisis. Moscú precisamente afirmó contactar a todas las partes y pedir “contención”.

Sin sorpresas, desde Washington, la Casa Blanca denunció “ataques provocadores” de Irán y reafirmó el “derecho de Israel a  defenderse”.

El Gobierno alemán denunció una “grave provocación” de Irán, mientras que el presidente francés, Emmanuel Macron, llamaba “a la distensión”. (I)

La estrategia
El antecedente
Horas antes de que Donald Trump anunciara la salida de EE.UU. del pacto con Irán, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, viajó a Moscú para tratar con el presidente Vladimir Putin sobre el despliegue iraní en Siria.

50 posiciones estratégicas e importantes de Irán fueron atacadas en el territorio sirio.

Los rusos son advertidos
La fuerza aérea rusa desplegada en Siria, que apoya el régimen de Bashar al Asad, fue alertada por Israel de la operación de represalia para evitar enfrentamientos accidentales. (I)

---------------------------

Los Altos del Golán es el principal contencioso
Los Altos del Golán, donde el Ejército israelí fue blanco de un ataque de las fuerzas iraníes instaladas en Siria, es estratégico para Tel Aviv y Damasco.

El altiplano, rico en recursos hídricos, domina la región histórica de Galilea y el lago de Tiberíades. Es decir, el interés de Israel y de Siria por los Altos del Golán es consecuencia de las importantes fuentes de agua.

A mediados de los años 1960, el agua fue una de las principales causas del contencioso israelo-sirio, que dio origen a la guerra de junio de 1967. Damasco acusó entonces a Israel de desviar los afluentes del río Jordán.

Las negociaciones que Israel y Siria entablaron en 1990 nunca superaron los obstáculos.

El conflicto sirio agravó la situación desde su comienzo. El 15 de mayo y el 5 de junio, aniversarios de la creación de Israel y de la guerra de 1967, el Ejército israelí abrió fuego contra refugiados palestinos y sirios que intentaban franquear la línea de alto el fuego, causando 30 muertos, según la ONU.

El Golán fue desde entonces escenario de intensos combates entre los rebeldes y el régimen sirio. Cascos azules de la ONU también fueron objeto de ataques, como los 45 fiyianos secuestrados por el Frente Al Nusra, rama siria del grupo yihadista Al Qaeda, antes de ser liberados en 2014. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: