El vicepresidente García reitera su disposición al diálogo

Huelguistas dinamitan un edificio estatal en Bolivia

- 24 de julio de 2015 - 00:00
Los mineros de Potosí lanzan piedras contra la Policía Antidisturbios cerca del Palacio de Gobierno en La Paz. Foto: ABI

El vicepresidente García reitera su disposición al diálogo

Unos 12 ministros y viceministros del presidente boliviano, Evo Morales, la tarde del miércoles, vivieron 30 minutos angustiantes y salieron por el techo para escapar de un ataque minero al edificio ministerial, donde se mantenía un encuentro con una delegación del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), que se encuentra en protesta hace 22 días en La Paz y Potosí.

Los dirigentes cívicos abandonaron la mesa del diálogo tras la negativa del mandatario de Bolivia de suscribir un acuerdo con el Comcipo y rechazar un pliego de 26 demandas.

Los líderes del Comcipo exigen para Potosí inversiones en obras, como un hospital de tercer nivel, una fábrica de cemento y un aeropuerto internacional, estos dos últimos proyectos considerados insostenibles económicamente por el Gobierno.

Tras salir de las instalaciones del Viceministerio de Gobierno, en La Paz, los movilizados lanzaron dinamitas a la infraestructura donde había ministros de Estado y periodistas. Destrozaron la infraestructura y ventanales.

“Creímos en su buena fe (...) Es un atentado personal contra los ministros, contra los periodistas, hay un funcionario herido, (…) lo que ha sucedido es muy grave”, manifestó el vicepresidente Álvaro García, quien, además, denunció que hubo un atentado contra la vida de los secretarios, reportó el diario La Razón.

Las autoridades escaparon a la primera planta, con medio centenar de periodistas, donde se refugiaron en una sala de cuatro por cuatro metros.

En el tumulto fue herido Saúl Panoso, funcionario administrativo de la cartera. El pánico envolvió el ambiente y mientras unos intentaban salir por alguna puerta, camarógrafos y fotógrafos buscaban tomar imágenes del asedio.

Los 8 ministros y los 4 viceministros salieron por un baño y subieron por una ventana, caminaron por los techos, llegaron a un balcón e ingresaron a otro ambiente del edificio y ahí esperaron media hora.

“Salimos por un baño, hemos escapado con ayuda de algunos compañeros. Salimos por donde hemos podido, ha sido una situación bastante tensa”, contó unas horas después la ministra de Salud, Ariana Campero.

Es el primer atentado a un ministerio en un período democrático, recordó la analista política María Teresa Zegada.

“Este tipo de medidas (ataque a un ministerio por parte de mineros) solo se veía en gobiernos dictatoriales o militares”, añadió.

Mientras esto ocurría dentro del edificio, en las calles los policías intentaban repeler a los mineros. Por 20 minutos se produjo un enfrentamiento entre los policías antimotines, que lanzaron gases lacrimógenos y balines de goma, y los manifestantes, que tenían explosivos.

En estas circunstancias, una bomba molotov cayó en el jardín de la embajada de Alemania e incendió un árbol, el hecho provocó más alarma entre los vecinos de los edificios.

Finalmente, las fuerzas del orden controlaron la situación y los mineros se dispersaron. Se reportaron 52 detenidos que aún permanecen en celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

Disposición a las conversaciones

A pesar de la situación de confrontación, el vicepresidente ratificó ayer la disposición que tiene el gobierno de dialogar con el Comcipo.

“Nosotros siempre estamos dispuestos a dialogar, pero quienes abandonaron el diálogo, no hemos sido nosotros, han sido los del Comité Cívico y está en su cancha la definición de cualquier nuevo paso”, precisó.

Sobre la condición que puso la directiva del Comcipo, de que primero se libere a los dirigentes que fueron detenidos en los enfrentamientos, para dialogar, García Linera aclaró que ese tema no le compete al Estado, sino a la Fiscalía.

“Ese no es un tema que está en manos del gobierno, es un tema que está en manos de la Fiscalía, por tanto no tenemos nada que decir, ni hacer en el tema”, sostuvo. (I)

Respaldo a Evo Morales

Los potosinos están movilizados desde el 6 de julio en la ciudad de La Paz y unos días antes en la ciudad de Potosí con un paro indefinido, en demanda de atención a un pliego de 26 puntos.

El representante de las organizaciones sociales del norte de Potosí, Julián Cusi, informó ayer que se determinó cercar la ciudad andina de Potosí si el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) no levanta el bloqueo en las siguientes 24 horas.

En la resolución las organizaciones del norte de Potosí aprobaron reafirmar su compromiso de unidad de las 5 provincias de esa región en defensa del proceso de cambio, liderado por el presidente Evo Morales.

Aclaran que el pliego petitorio del Comcipo no representa las necesidades de todo el departamento ubicado al sur de Bolivia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: