Ecuador, 08 de Febrero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El 41% de guatemaltecos no tiene agua potable ni inodoro

Una niña rompe la llave del único reservorio que abastece de agua potable a toda la población de Morelia, en la localidad de Chimaltenango, que está situada en la región central de Guatemala.
Una niña rompe la llave del único reservorio que abastece de agua potable a toda la población de Morelia, en la localidad de Chimaltenango, que está situada en la región central de Guatemala.
Foto: EFE
29 de septiembre de 2019 - 00:00 - Agencia EFE

Sin agua potable ni baterías sanitarias. Así son las casas de los más pobres en Guatemala, uno de los países más desiguales del mundo. Viviendas, como la de Isaías y su mujer, Silvia, son la muestra de la pobreza que no se quiere ver.

Una letrina a la orilla de un barranco, a 100 metros de su hogar, y el agua que recogen de la lluvia o de un nacimiento en un bosque cercano suplen unas necesidades básicas de las que carecen casi la mitad de los guatemaltecos, como evidenciaron los datos del último censo poblacional y de vivienda.

El 41 % de los hogares guatemaltecos no tiene agua potable. Una tubería afuera, un chorro público, un pozo o la lluvia suplen una de las necesidades básicas de estas personas.

Albañil de profesión y cuando el duro mercado laboral se lo permite, Isaías Juárez, de 39 años, hace nueve que vive en esta vivienda en la ciudad colonial de Antigua junto a su mujer. No tienen agua municipal y recogen la que pueden de la lluvia.

¿Y si no llueve? “Vamos a un nacimiento a la montaña”, dice. Allí la recogen y la traen a cuestas. Si tampoco la encuentran, entonces la compran a camiones cisternas que vienen al pueblo a distribuirla, un gasto extra al que cuesta hacerle frente.

El 44,4 % de los hogares guatemaltecos no tiene un inodoro. Estos son los que van al bosque o los que usan un “excusado lavable, una letrina o un pozo ciego”. Y aunque el porcentaje ha reducido con el paso de los años, aún es un dato alto para el país.

Isaías y Silvia son el ejemplo de ello. En su casa, donde viven con su hija pequeña, no hay sanitario. En su lugar tienen una letrina a 100 metros de su vivienda, casi a la orilla de un barranco.

Esta pareja camina entre 30 y 45 minutos a una aldea cercana para conseguir leña en un bosque. Su casa es como el 54,4 % de los más de 3 millones hogares censados en Guatemala, donde la leña es el combustible más usado para cocinar.  

Además, el país centroamericano, en donde el salario mínimo es de $ 388 mensuales y el costo de la canasta básica alimentaria supera los $ 467, tiene a uno de cada dos niños menores de cinco años con desnutrición crónica, la tasa más alta de toda América Latina.

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales asegura que el uno por ciento de los habitantes más ricos de Guatemala suma el 40% de los ingresos de los más pobres y que esta desigualdad social priva de servicios esenciales como agua potable, salud y electricidad a los más vulnerables, especialmente a los pueblos indígenas. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media