El plan contempla un esquema de premios para el consumo responsable

Gobierno argentino reduce subsidios en agua y gas natural

- 28 de marzo de 2014 - 00:00
El ministro de Argentina, Axel Kicillof (der.), y el titular de Planificación, Julio De Vido (izq.), presentan el nuevo esquema de subsidios. Foto: EFE

El plan contempla un esquema de premios para el consumo responsable

Buenos Aires.- El Gobierno argentino pondrá en marcha un programa de reasignación de subsidios en los servicios de gas natural y agua potable, que prevé la reducción del  20% en estas dos prestaciones  que se aplicarán en tres etapas y que contempla un esquema de premios para el consumo responsable y excepciones para jubilados e integrantes de planes sociales.

La decisión fue comunicada por los ministros de Economía, Axel Kicillof; y de Planificación Federal, Julio De Vido, en una conferencia de prensa, en la que enfatizaron que la reasignación de subsidios estará destinada a beneficiar a los sectores más vulnerables y apuntalar la política de distribución de los planes sociales vigentes. “Vamos a aplicar una reducción parcial de subsidios, en aproximadamente el 20% en el caso de gas y agua”, indicó Kicillof, pero aclaró que desde el Gobierno seguirán sosteniendo una política de subsidios para estos servicios.

Según el régimen, el consumo de gas domiciliario aumentó el 40% en la última década.Según Kicillof, el consumo de gas domiciliario aumentó el 40% en la última década, en el marco del crecimiento de la economía que cerró en el año 2013 con un alza estimada de 4,9%. “El consumo de gas domiciliario creció 39,6% en 10 años, ha habido aumento formidable de la demanda domiciliaria de gas por mejor poder adquisitivo de los salarios y por la ampliación de la red de gas en domicilio, que ha llegado a regiones donde antes no estaba”, comentó el secretario.

El ministro explicó que la redistribución de subsidios “está pensada de forma tal que aquel que consiga la reducción de su consumo de  20%, un bimestre contra otro, no tendrá quita, “lo que representa un premio para el consumo responsable”.

En cuanto al consumo domiciliario, citó la necesidad de utilizar un uso responsable y que nadie despilfarre porque está subsidiado, pero también porque es un recurso escaso, y dijo que “si el consumo está entre el 5 y 20% la quita también será menor”.

El ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, manifestó que la rebaja de subsidios con el correspondiente redireccionamiento a los programas sociales como la AUH (Asignación Universal por Hijo para protección social) y el plan Progresar se hará en 3 etapas: abril, junio y agosto.

Con la quita de 20% los que hoy pagan 35 pesos por consumo de gas, desde agosto pagarán 85 pesos, indicó el diario La Nación.

En el caso del agua potable, la quita de subsidios para los usuarios de AYSA (la empresa Agua y Saneamientos Argentinos) se segmentará en tres categorías: barrial, media y alta, y la reducción será del 10 al 80%, en base a zonas previamente definidas.

A grandes rasgos, para el 65% de los hogares la factura de AYSA pasará de 1,2 a 2 pesos por día y el 35% restante pagará un promedio de 2,6 pesos diarios, precisó la agencia de noticias Télam.

Ambos ministros subrayaron que quedan exceptuados de la medida los usuarios industriales, los residentes de provincias patagónicas que se encuentran por debajo de la línea del río Colorado, las personas que cobran la jubilación mínima, quienes reciben planes sociales distribuidos por el Gobierno, entre otros.

Según Kicillof, el consumo de gas domiciliario aumentó el 40% en la última década, en el marco del crecimiento de la economía que cerró 2013 con un alza de 4,9%. “Es un ajuste modesto, que ahorrará algunos pesos, no absorberá el déficit fiscal pero es una contribución”, manifestó Eduardo Levy Yeyati, profesor de Economía de la Universidad de Buenos Aires.

No obstante, otros analistas consideran que la reducción de subsidios tendrá un impacto en los bolsillos de las clases medias urbanas, en medio de una escalada inflacionaria con un alza acumulada del costo de vida de 7,2% en el primer bimestre de 2014, tras la devaluación del peso de 18% en enero pasado.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: