Papa sobre frase: "Me refiero a mayor conciencia que pueblo ecuatoriano ha ido tomando de su valor"

13 de julio de 2015 - 16:18
El Pontífice respondió a periodistas a bordo del avión que lo llevó de regreso a Roma. Foto: ACI PRENSA

En su vuelo de retorno a Roma tras su gira de 8 días en tres países de Latinoamérica, el papa Francisco se refirió a la frase que dijo en Ecuador, sobre que "el pueblo ecuatoriano se ha puesto de pie con dignidad". A continuación la pregunta del periodista y la respuesta del Pontífice sobre el tema:

El Ecuador estaba convulsionado antes de su visita. Después de que usted abandonó el país volvieron las personas que hacen oposición al gobierno a salir a las calles. Parece ser que su presencia en Ecuador se quiere utilizar políticamente. Especialmente por la frase que usted utilizó de que el pueblo de Ecuador se ha puesto de pie con dignidad. Yo le pregunto: ¿A qué responde esa frase? ¿Simpatiza con el proyecto político del presidente Correa? ¿Usted cree que las recomendaciones generales que ha dado en la visita a Ecuador con miras a alcanzar el desarrollo, el diálogo, ya se practican en Ecuador?

Evidentemente, sé que había problemas políticos y huelgas. Eso lo sé. No conozco los intríngulis de la política de Ecuador. Sería necio de mi parte que diera una opinión. Después me dijeron que hubo como un paréntesis durante mi visita, lo cual lo agradezco porque es un gesto de un pueblo en pie, respetar la visita del Papa. Y lo agradezco y lo valoro. Ahora si vuelven las cosas evidentemente que los problemas y las discusiones políticas siguen.

Con respecto a la frase que usted dice, me refiero a la mayor conciencia que el pueblo ecuatoriano ha ido tomando de su valor (...) Hubo una guerra limítrofe con Perú no hace mucho, hay una mayor conciencia de la mayor riqueza étnica de Ecuador. Y eso da dignidad. Ecuador no es un país de descarte. Se refiere a todo el pueblo y a toda la dignidad de ese pueblo que después de esa guerra limítrofe se ha puesto de pie y ha tomado cada vez más conciencia de su dignidad, y de la riqueza de la unidad en la variedad que tiene. O sea que no puede atribuirse a una situación política concreta de un signo o de otro, porque esa misma frase (me comentaron, yo no lo vi) que fue instrumentalizada para explicar ambas situaciones: o sea que el gobierno ha puesto de pie a Ecuador, o que se han puesto de pie los contrarios al gobierno. Una frase se puede instrumentalizar, y en eso creo que hay que ser muy cuidadoso. Y Le agradezco la pregunta, porque es una manera de ser cuidadoso.

Si ustedes me lo permiten: es muy importante en el trabajo de ustedes la hermenéutica de un texto. Un texto no se puede interpretar con una frase. La hermenéutica tiene que ser en todo el contexto. Hay frases que son justo la clave de la hermenéutica.Y hay frases que no, que son dichas de paso. Entonces ver todo el contexto, ver la situación, incluso ver la historia de ese momento. O si estamos hablando del pasado,  interpretar un hecho del pasado con la hermenéutica de ese tiempo. Por ejemplo, las cruzadas. Interpretémosla con cómo se pensaba en ese tiempo. Es clave interpretar un discurso con una hermenéutica totalizante, no aislada. No les juego como el maestro ciruela. Lo digo como ayuda a ustedes.

Audio tomado de: www.news.va/es   

Anhelo de bolivianos de una salida al mar "es justa"

Durante dicho vuelo, el Papa también se refirió al anhelo de Bolivia de acceder a una salida al mar.  "Diría que no es injusto plantearse una cosa de ese tipo, ese anhelo, sostuvo el papa interrogado sobre el tema por una periodista boliviana.

El Pontífice argentino, quien se concedió por una hora a los cerca de 75 periodistas que lo acompañaban en el vuelo papal, descartó que la Iglesia pueda servir de mediadora en ese diferendo marítimo.

"Siempre hay algo de justo cuando se hacen cambios de límites territoriales y sobre todo después de una guerra. Hay una revisión continua de eso", comentó al referirse a la salida al mar que Bolivia perdió durante la guerra que libraron en el siglo XIX.

Francisco aclaró que la Iglesia católica en este momento no puede ser mediadora entre Bolivia y Chile por el centenario pedido de los bolivianos, porque el caso está siendo analizado en la corte de La Haya.

"Mi intervención (en la catedral de Bolivia) fue clara. Quise intervenir sobre ese problema en Bolivia, pero respetando la situación como está planteada en este momento, ya que un tribunal internacional debe pronunciarse por lo que no se puede hablar de mediación", explicó el papa.

"La mediación es una cosa muy delicada, sería como el último paso. Argentina vivió eso con Chile y fue para evitar una guerra. Fue una situación muy límite y muy bien llevada por aquellos a quienes la Santa Sede dio el encargo. Detrás estuvo siempre San Juan Pablo II interesándose. Con la buena voluntad de los dos países que dijeron: vamos a ver si esto sí va", añadió al referirse al diferendo entre Chile y Argentina sobre el canal del Beagle que los llevó al borde de una guerra.

La controversia entre Argentina y Chile respecto de la soberanía de las islas del canal Beagle fue resuelta mediante la firma del Tratado de Paz Y Amistad en 1984, acuerdo alcanzado por mediación del entonces papa Juan Pablo II.

Se trató de uno de los grandes éxitos de la diplomacia vaticana en el siglo XX, cuyos 30 años fueron conmemorados el año pasado en el Vaticano.

Francisco invocó el miércoles desde la catedral de La Paz, en Bolivia, el diálogo entre los 2 países, como única salida para encontrar una solución.

"Hay que esperar", reconoció el papa argentino, quien lucía algo agotado, pero de buen humor, concediéndose a la prensa por una hora.

La mediación "es la última instancia. Siempre hay otras figuras diplomáticas que ayudan, facilitadoras. Sería la última instancia", recalcó.

"En este momento tengo que ser muy respetuoso de esto, porque Bolivia hizo un recurso a un tribunal internacional. Si yo hago ahora un comentario, como yo soy jefe de un Estado, podía ser interpretado como inmiscuirme" en asuntos ajenos.

"Soy muy respetuoso de la posición que tomó el pueblo boliviano que quiso ese recurso. También sé que hubo instancias anteriores de querer dialogar. No tengo muy claro", añadió.

"Los hermanos tienen que dialogar, los pueblos latinoamericanos tienen que dialogar también para lograr la Patria Grande. El diálogo es necesario", recordó tras contar el momento en que clamó por el diálogo en la catedral.

"Me detuve, hice un silencio y continué; dije: pienso en el mar. Y luego repetí: diálogo y diálogo", rememoró.

A Francisco no le ofendió la cruz marxista

Interrogado sobre la cruz que le regaló el presidente Evo Morales, el Papa afirmó: "La traigo conmigo. El presidente Morales quiso darme 2 condecoraciones, la más importante de Bolivia y la otra es la Orden del padre Espinal".

"Él lo hizo con buena voluntad", explicó, para "darme un gusto y pensé que esto viene del pueblo de Bolivia y recé para saber qué hacer. Si me los llevo al Vaticano irán a parar al Museo, terminarán ahí y nadie jamás las verá, entonces pensé en dejárselo a la Virgen de Copacabana, la madre de Bolivia".

"Las dos condecoraciones que he recibido irán al santuario de Copacabana. En cambio el Cristo lo traigo conmigo", aseguró.

Sobre el consumo de hojas de coca, el papa Francisco subrayó: "El mate me ayuda, pero no he probado la coca. Que esto quede claro". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: