Ecuador, 17 de Abril de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Ex presidente de Egipto y sus hijos se declaran inocentes

Ex presidente de Egipto y sus hijos se declaran inocentes
04 de agosto de 2011 - 00:00

El ex presidente egipcio, Hosni Mubarak, y sus hijos, Alaa y Gamal, acusados de estar implicados en la muerte de manifestantes y de corrupción, se declararon inocentes ante el tribunal penal de El Cairo que comenzó a juzgarlos ayer, en un juicio que fue aplazado hasta el 15 de agosto.

“Niego completamente esas acusaciones”, declaró el ex gobernante, que compareció en el tribunal acostado en una camilla, antes de que sus descendientes tomaran la palabra para rechazar igualmente los cargos que se les imputan.
Asimismo, después de la audiencia de cuatro horas, el juicio fue aplazado hasta el 15 de agosto, anunció    el presidente del tribunal Ahmed Rafaat, que ordenó que el ex presidente egipcio permanezca en un hospital cerca de El Cairo hasta la próxima audiencia.

En cambio, el juicio del ex ministro del Interior y de seis jerarcas policiales se reanudará mañana.

Previamente, la Fiscalía había acusado a Mubarak de haberse puesto de acuerdo con el ex ministro del Interior, Habib el Adli, también sentado en el banquillo de los acusados, para matar “premeditadamente” a los manifestantes que en enero y febrero protestaron contra el régimen en la capital y en varias provincias egipcias.

Por otra parte, el fiscal acusó de corrupción a Alaa y Gamal Mubarak.

En el momento de tomar la palabra para negar las acusaciones, los hijos de ex jefe de estado tenían un libro en la mano, probablemente un ejemplar de El Corán.

Mubarak deberá residir en el Centro Médico Internacional, cerca de El Cairo, decidió el principal del tribunal, que accedió al pedido de la defensa para que un cancerólogo atienda al ex presidente cada vez que lo necesite.

El ex mandatario, de 83 años, apareció en público por primera vez desde que dimitió el 11 de febrero, tras haber permanecido tres décadas en el poder. Estaba acostado en una camilla, en un recinto cercado por barrotes. Pálido, vestido de blanco,  habló con sus hijos, que se mostraban tranquilos e iban   también de blanco, con el atuendo reglamentario de los acusados en espera de sentencia.

Los diez acusados comparecen por cargos de desvío de dinero público y por el asesinato de unos 850 manifestantes durante las protestas de enero y febrero.

Otro acusado, el empresario Husein Salem, cercano a los Mubarak, es juzgado en ausencia. Desde junio se encuentra en prisión preventiva en España, por sospechas de blanqueo de dinero, fraude, soborno, estafa y corrupción. Si Mubarak es declarado culpable de los cargos de asesinato de manifestantes, sería posible  la pena de muerte. Su abogado, Farid al Dib, podría argüir que su cliente está demasiado enfermo para ser juzgado y que no autorizó la represión. Al Dib aseguró que el ex presidente egipcio sufre de  cáncer, pero la semana pasada aseguró, además, que estaba en coma, lo que el hospital desmintió. Uno de sus médicos aseguró  que el ex mandatario se halla en un estado relativamente estable, pero que se encuentra débil, puesto que se niega a alimentarse, y deprimido.

 

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

El Telégrafo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media