Estado chileno financiará partidos políticos

- 18 de abril de 2016 - 00:00
La presidenta de Chile, Michelle Bachelet (centro), reunida con representantes de partidos políticos.
Foto: AFP

El Estado invertirá este año $ 8 millones en financiar a los conglomerados políticos. El primer examen para las nuevas reglas serán las elecciones municipales del próximo 23 de octubre.

En uno de los anuncios más relevantes en el marco de la agenda de reformas que lleva adelante el gobierno chileno, la presidenta Michelle Bachelet promulgó esta semana una ley sobre el financiamiento de las campañas políticas y la modernización de los partidos políticos. “Chile meree una política que se hace de frente, que no tiene nada que esconder, que se somete al escrutinio público, a la sana competencia y la transparencia. Una política que se construye en base de ideas y no de esloganes, que sabe dialogar, que reconoce la diversidad”, dijo la mandataria.

Bachelet promulgó dos leyes: la de Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia y otra que fortalece el “Carácter Público y Democrático de los Partidos Políticos y Facilita su Modernización”.   

¿En qué consisten ambas normativas? La ley de fortalecimiento y transparencia regulará el financiamiento de las campañas políticas. Esto ocurre justo en momentos en que la mayor parte de los 14 partidos chilenos están en el ojo público a raíz de casos de corrupción y financiamiento poco claro o irregular.

La nueva ley también fija el financiamiento por parte del Estado a los partidos políticos y prohíbe el aporte de empresas o personas jurídicas, además de rebajar el gasto electoral. Se estima que este año el Estado invierta $ 8 millones en este financiamiento. De todos modos, mantiene los aportes anónimos sin publicidad. También fija restricciones para la propaganda en época de elecciones y queda consagrado que los congresistas u otras autoridades que cometan infracciones graves a la Ley Electoral perderán su escaño.

Estas leyes estarán vigentes cuando el próximo 23 de octubre se realicen las elecciones municipales, que serán un termómetro para medir el apoyo al gobierno. Los partidos políticos ya están en proceso para adaptarse a estas reglas.  

A su vez, la normativa relacionada con los partidos, busca que estos conglomerados se conviertan en entes jurídicos, encargados de promover la participación ciudadana. En ese sentido, el Servicio Electoral (Servel) actuará como ministro de fe en las elecciones internas de los partidos, mientras que sus directivas deberán ser electas bajo el concepto de “un militante, un voto”. Hasta ahora, ocurría que en Chile las directivas de algunos partidos se elegían por distintas comisiones y no necesariamente por el resto de sus adherentes.

Y también, la nueva ley fija una cuota de género, por lo que los órganos colegiados de cada partido tendrán que contar con al menos un 40% de representantes de un determinado género. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: