En Brasil suspenden las fiestas

01 de febrero de 2013 00:00

Al menos 22 municipios del Estado brasileño de Río Grande do Sul (sur) anunciaron ayer la cancelación de sus respectivas fiestas de carnaval, en señal de duelo por el reciente incendio de la discoteca en la ciudad de Santa María, que ha dejado hasta el momento 235 muertos y más de un centenar de heridos.

El carnaval, que se celebrará en Brasil del 8 al 12 de febrero, fue suspendido en las localidades Jaguari, Agudo, Dona Francisca, Faxinal do Soturno, São João do Polesine, Nova Palma, Ivorá, Formigueiro, Santiago, Sao Martinho da Serra, Sao Sepé, Silveira Martins, Santa Margarida do Sul y Toropi.

Igualmente, en los municipios de Pinhal Grande, Restinga Seca, Cerro Largo, Santa Bárbara do Sul, Tupanciretá, Pejuçara y Cachoeira do Sul, según el portal.

En Santa María también se cancelaron las celebraciones y actos oficiales relacionados con el carnaval desde el mismo día de la tragedia -28 de enero- por un decreto del alcalde que estableció luto de 30 días en el municipio.

Según el último balance oficial, el saldo de muertos ascendió a 235 este miércoles, tras el fallecimiento de un joven que permanecía hospitalizado con quemaduras en un 70% de su cuerpo. Igualmente, el número de personas hospitalizadas tras el incendio aumentó a 143, de ellos 75 en condiciones críticas.

Contenido externo patrocinado