El Caribe está en alerta frente al paso del huracán Dorian

- 28 de agosto de 2019 - 00:00
El agua es uno de los productos más solicitados por los ciudadanos, que se abastecen de víveres tras declararse la emergencia por el paso de la tormenta Dorian, en Yauco, sur de Puerto Rico.
Foto: EFE

Los gobiernos de Puerto Rico, República Dominicana, Haití, entre otros, instan a sus habitantes a trasladarse a refugios y tomar medidas antes de la llegada del fenómeno climático. Los residentes se abastecen de comida y agua.

Los gobiernos e islas de la cuenca del mar Caribe se mantienen en alerta ante la inminente llegada del huracán Dorian.

El Gobierno de Barbados instó a los residentes de la isla del Caribe oriental a que sigan vigilantes incluso aunque parece que la tormenta tropical Dorian causó ayer pocos destrozos en su ruta hacia las islas de Barlovento y Puerto Rico.

La tormenta “se dice que se debilita y eso son buenas noticias, pero aún no estamos fuera de peligro”, dijo el ministro del Interior de la isla, Edmund Hinkson.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos emitió ayer alertas por tormenta tropical para Santa Lucía, Martinica y San Vicente y las Granadinas.

También emitió los avisos por tormenta tropical para Puerto Rico, Dominica, Martinica, Granada, Saba y San Eustaquio.

El fenómeno tiene vientos máximos sostenidos de cerca de 85 kilómetros (50 millas) por hora, y se prevé que gane fuerza en las próximas 24 horas mientras avanza hacia Puerto Rico, agregó el centro.

“Está previsto que Dorian sea un huracán cuando se acerque a Puerto Rico y al este de la Española (que incluye República Dominicana y Haití)”, explicó el centro.

“Dorian tiene condiciones que están a su favor en cuanto intensificación, pero también hay condiciones que están en contra de que se forme un huracán. Esa es gran parte de la incertidumbre”, detalló el meteorólogo Rob Molleda.

Se espera que la tormenta deje entre 8 y 20 centímetros (3 y 8 pulgadas) de lluvia en las islas de Barlovento y hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en zonas aisladas.

Molleda aseguró que el Atlántico está entrando en “la parte más activa de la temporada de huracanes”, que ocurre durante los meses de septiembre y octubre, y que se van a formar más tormentas, “entre ocho a diez más”.

“Lo importante es no enfocarse en la cantidad de tormentas, sino dónde se forman y a dónde se van a dirigir”, manifestó.

Gran parte de Barbados se paralizó el lunes ante el avance de Dorian y las autoridades instaron a los residentes a permanecer en sus casas ante los reportes de cortes eléctricos y otros incidentes menores.

En Santa Lucía, el primer ministro Allen Chastanet  anunció el cierre completo de las actividades en la isla de 179.000 habitantes después de las 18:00 del lunes. Estaba previsto que la tormenta tocara tierra allí ayer alrededor de las 02:00.

“Esperamos lo peor”, comentó Chastanet.

Varios residentes taparon sus ventanas y se abastecieron de agua y alimentos. Joannes Lamontagne, quien vive en la región suroeste de la isla, señaló que todo su hotel, el Serenity Escape, ya estaba protegido.

Puerto Rico espera lo peor
En el territorio estadounidense de Puerto Rico, cientos de personas acudieron a supermercados y gasolineras para prepararse ante la llegada de Dorian. Compraron  alimentos, agua y generadores, entre otras cosas.

Muchos estaban preocupados de posibles apagones y por las fuertes lluvias en una isla que aún trata de recuperarse del paso del huracán María, de categoría 4, hace dos años.

La previsión apunta que Dorian podría pasar cerca o al sur de Puerto Rico hoy y acercarse a República Dominicana en la noche.

La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez, firmó un decreto para ordenar el estado de emergencia y proporcionó una lista del nuevo equipamiento que adquirieron las agencias públicas desde el impacto del huracán.

Vázquez anunció el cierre de escuelas públicas y al menos un crucero canceló su trayecto a Puerto Rico. Añadió que las personas sin techo podrán permanecer en alguno de los 360 refugios de la isla.

El ministro de Turismo dominicano, Francisco Javier García, afirmó en un comunicado que las autoridades están preparadas para afrontar la tormenta.

El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) dominicano ordenó la evacuación preventiva de personas y declaró alerta intermedia en la franja costera comprendida entre Isla Saona (sureste) y Samaná (noreste), zona que incluye Punta Cana. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP