EE.UU. pone fin a moratoria sobre petróleo de Irán

- 23 de abril de 2019 - 00:00
Los ingresos de las exportaciones son vitales para la economía de Irán, que sufre hace un año una fuerte crisis marcada por la inflación y devaluación de la moneda nacional.
Foto: Dreamstime

La medida afectará directamente a ocho grandes países exportadores. Las autoridades iraníes amenazaron de nuevo con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz.

El Gobierno estadounidense anunció el fin de las exenciones para la compra de petróleo iraní con el objetivo de reducir “a cero” las exportaciones de Teherán, y aseguró que coordinará el “suministro global” con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos.

Entre los países a los que Washington dio una exención de 180 días que culminaba el próximo 2 de mayo, se encuentran los mayores compradores de crudo iraní: China, Turquía e India. Le siguen: Corea del Sur, Japón, Taiwán, Grecia e Italia.

“El presidente Donald J. Trump optó por no renovar las Excepciones de Reducción Significativa (SRE, en inglés) cuando expiren a principios de mayo”, indicó la Casa Blanca en un comunicado.

“Esta decisión busca llevar las exportaciones de petróleo iraní a cero, denegando al régimen su principal fuente de ingresos”.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, recalcó que con esta decisión el gobierno del presidente Trump “acelera la campaña de presión de un modo calibrado que conjugue nuestras metas de seguridad nacional mientras mantenemos bien abastecidos los mercados globales de petróleo”.

Las autoridades iraníes respondieron  que sus exportaciones petroleras no se reducirán a cero y amenazaron de nuevo con bloquear el estratégico estrecho de Ormuz.

El Golfo -estratégico- es un paso angosto entre Irán y Omán por el que circula aproximadamente el 20% del crudo del mundo.

Las duras medidas:
Desde su llegada a la Casa Blanca, en enero de 2017, Trump  elevó la presión sobre Teherán y cumplió en mayo de 2018 con su promesa electoral de retirar a Washington del acuerdo nuclear.

Dicho acuerdo fue alcanzado por la Administración precedente del presidente Barack Obama junto con otras cinco potencias internacionales.

El pacto, firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE. UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), limitaba el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Como consecuencia del endurecimiento de las mismas, las exportaciones petroleras de Irán caen a cerca de 800.000 barriles diarios (de los 2,5 millones anteriores) y la moneda nacional, el rial, se devaluó fuertemente.

Tras el anuncio de la Casa Blanca, en Wall Street llegó a aumentar un 2,2%. El petróleo de referencia en EE.UU., el West Texas Intermediate (WTI) ascendía al inicio de la jornada a $ 65,66 el barril.

En un mensaje posterior en Twitter, el propio Trump comentó la decisión y buscó tranquilizar los mercados al indicar que “Arabia Saudí y otros miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aportarán más de la diferencia” para compensar las pérdidas por las sanciones a Irán.

Sin embargo, para los analistas internacionales el cumplimiento integral será más complejo de lo que insinúa el mandatario estadounidense.

“Una eliminación completa de las exportaciones de Irán es casi imposible y una reducción más allá de los niveles actuales probablemente será limitada”, apuntó la consultora petrolera Ritterbusch en una nota a clientes.

Añadió que “dependerá en gran medida en la respuesta de los saudíes a lo que seguro que serán fuertes peticiones de la Administración Trump para elevar la producción de manera apreciable”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: