Todo apunta a que copiloto de Germanwings estrelló el avión de forma deliberada (Galería)

26 de marzo de 2015 - 10:03
Las tareas en la zona del siniestro continuaban hoy. Foto: Ministerio del Interior de Francia

La investigación sobre la catástrofe del Airbus A320 de Germanwings en los Alpes franceses dio este jueves un giro inesperado, con la revelación hecha por la justicia francesa de que el copiloto habría provocado "intencionalmente" el estrellamiento del avión.

Esta revelación se da tras el análisis de una caja negra encontrada el martes en el lugar del accidente.

Los motivos del copiloto, un alemán de 28 años llamado Andreas Lubitz, siguen sin aclararse, pero el fiscal fiscal Brice Robin precisó que no estaba "registrado como terrorista", información confirmada después por Berlín.

El joven asumió el control del Airbus A320 después de que el capitán abandonase la cabina de forma momentánea, rechazó volverle a abrir la puerta y "accionó el mecanismo para descender, por razones que todavía ignoramos pero que pueden ser interpretadas como que probablemente tenía la voluntad de destruir el avión", dijo el fiscal en una conferencia de prensa televisada.

"No había ninguna razón para impedir que el comandante a bordo volviera a la cabina", añadió.

El copiloto parecía tener "intención de destruir el avión", recalcó el procurador.

Lea también: ¿Quién era Andreas Lubitz, copiloto del A320?

Según los registros de la caja negra recuperada el martes, en los últimos segundos antes del choque contra la montaña, la grabación de 30 minutos deja oír la alerta señalando la proximidad del suelo y los gritos de los pasajeros.

Después del despegue de Barcelona (España), en los 20 primeros minutos de grabación se oyen intercambios "joviales" entre el piloto y el copiloto. Y luego, después de una conversación del piloto con vistas al aterrizaje en Düsseldorf (Alemania), el piloto deja el mando al copiloto y sale de la cabina. Pero no pudo volver a ella, pese a sus llamados y golpes en la puerta, que sólo se puede abrir del interior.

El fiscal dijo, además, que en los últimos instantes de la grabación se escuchan gritos, pero que, al estrellarse el avión, la muerte de los 150 ocupantes fue "instantánea".

"Ni en nuestros peores sueños imaginamos algo así"

En Colonia (Alemania), Carsten Spohr, director de Lufthansa, casa matriz de Germanwings, se declaró "estupefacto" por las revelaciones sobre el copiloto, y afirmó que "no hay el más mínimo indicio" sobre sus motivos.

Spohr afirmó que la compañía está "consternada" tras conocer la grabación de la caja negra y dijo que "lo que ha ocurrido era inimaginable".

"Ni en nuestros peores sueños hubiéramos podido imaginar algo así", apuntó el directivo que aseguró que la aerolínea selecciona el personal con mucho cuidado.

Spohr mostró absoluta confianza en sus pilotos y en los criterios de selección que tiene la mayor aerolínea de Alemania, y calificó lo ocurrido como "el acontecimiento más horrible en la historia de nuestra compañía".

El presidente de Lufthansa añadió que no hay manera de prevenir un accidente así y explicó que el copiloto había superado las pruebas médicas que se realizan una vez al año pero que tras la formación de los pilotos no se realizan pruebas psicológicas explícitas.

Spohr hizo hincapié en que los estándares de seguridad de Lufthansa son elevados y que volar es el medio de transporte más seguro.

Lea además: ¿Cómo es la cabina de un A320?

Spohr también dijo que en caso de que un piloto pierda el conocimiento existe en la compañía un código propio y una señal. Si una vez activada, no hay respuesta, se abre la puerta de la cabina.

 Lubitz tenía una experiencia de 630 horas de vuelo y había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013.

Según el presidente de Lufthansa, en su formación se produjo una interrupción hace años, pero sostuvo que "era cien por cien apto para el vuelo, sin ningún tipo de peculiaridad".

Sobre el capitán se conoce que tenía más de 6.000 horas de vuelo y estaba en Germanwings desde mayo de 2014. Trabajó también para la aerolínea Condor. Según el diario alemán Bild, se llamaba Patrick y tenía dos hijos.

El Airbus A320, que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf, comenzó a descender inexplicablemente desde una altitud de crucero y se estrelló el martes contra una zona de montaña remota en los Alpes franceses, matando a las 150 personas que iban a bordo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: