El gobierno justifica la subasta de acciones de la generadora Isagen por las dificultades económicas que atraviesa el país

Colombianos rechazan venta de empresa estatal

- 14 de enero de 2016 - 00:00
Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda de Colombia
Foto: AFP

El Gobierno colombiano vendió ayer el 57,6% de las acciones de la empresa generadora de energía, Isagen, por 6,4 billones de pesos ($ 2 billones), al consorcio canadiense Brookfield Asset Management.

Al conocerse que ahora la multinacional canadiense sería la dueña de la mayoría accionaría de la compañía energética, el pueblo colombiano utilizó las redes sociales para demostrar su enojo por la nueva situación de la empresa.

A través de la etiqueta #IsagenCiudadanos denunciaron la venta de una de las empresas más importantes y rentables del país.

La venta a este único oferente ha generado críticas de políticos, sindicatos y activistas.

“Este miércoles se realizó la subasta del 57,61% de las acciones de la empresa generadora de energía Isagen SA-ESP que pertenecen a la nación, que se adjudicaron a Brookfield Colombia Investments LP, del fondo de inversión canadiense Brookfield Asset Management, único proponente”, dijo el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Las venta de las acciones de la tercera generadora y distribuidora de energía de Colombia, a 4.130 pesos colombianos cada una ($ 1,27), produjo ingresos por 6,49 billones de pesos ($ 2.000 millones).

“El Gobierno nacional reitera que los recursos obtenidos en esta enajenación serán utilizados para financiar la construcción de infraestructura en el país”, dijo en rueda de prensa el ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, al oficializar la venta.

Cárdenas adujo la caída en los precios del petróleo -del que Colombia es el cuarto productor de Latinoamérica-, la desaceleración económica de China y las dificultades de los mercados con sus socios comerciales en la región, como otros motivos para realizar la transacción. (I)

Acuerdo de paz no se firmaría el 23 de marzo

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) advirtió que es imposible que firmen la paz con el Gobierno colombiano el 23 de marzo, como pretendían las partes, debido a escollos en la negociación que reanudaron ayer en La Habana.

“Estamos haciendo hasta lo imposible, pero hay causas o factores objetivos que seguramente van a impedir que eso se dé el 23 de marzo”, dijo Joaquín Gómez, negociador de paz de la guerrilla. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: