Hoy es el turno de Managua para defender su posición ante la corte

Colombia acusa a Nicaragua de ‘fabricar’ un diferendo marítimo inexistente

- 29 de septiembre de 2015 - 00:00

Hoy es el turno de Managua para defender su posición ante la corte

Colombia acusó ayer a Nicaragua de “hacerse pasar como víctima” en sus diferendos marítimos, y consideró que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) no es competente para fallar en dos demandas de Managua sobre fronteras en el Caribe.

Así lo expresó ante la CIJ de La Haya, Carlos Gustavo Arrieta Padilla, exprocurador general de la Nación. El país centroamericano “fabrica un diferendo cuando no hay ninguno” y tiene tendencia a “acudir demasiado” a la CIJ, añadió Arrieta, que se expresaba en inglés.

La audiencia, iniciada ayer por la mañana con la presencia de delegaciones de los dos países ante este tribunal -principal órgano judicial de la ONU-, está centrada en las objeciones de Colombia a la competencia de la CIJ.  

“No vamos a entrar en asuntos de fondo” dijo Arrieta. La canciller colombiana, María Ángela Holguín, que asistió a la audiencia, definió como “buena” la presentación por parte del equipo jurídico de Bogotá ante la Corte, que defendió que Colombia está “comprometida totalmente con la ley”.

Colombia y Nicaragua mantienen una tensa relación debido a conflictos limítrofes desde hace casi un siglo. En 2012, tras un juicio de 11 años, la CIJ confirmó la soberanía de Bogotá sobre un grupo de islas del archipiélago de San Andrés y cayos adyacentes, pero otorgó a Nicaragua una zona en el mar Caribe, antes bajo dominio colombiano.

Ese fallo causó “decepción” en Colombia, admitió ayer Arrieta, y “consternación” entre los habitantes y pescadores del archipiélago, “muy presentes en ese mar”, a diferencia según él de Nicaragua. Además, el representante colombiano, pese a indicar que se eludirían asuntos de fondo, acusó a Nicaragua de “tolerar prácticas de pesca predatorias en torno al archipiélago”.

Tras la decisión, Colombia denunció con “efecto inmediato” el llamado Pacto de Bogotá, mediante el cual aceptaba la jurisdicción de la CIJ y consideró el dictamen inaplicable. Bogotá considera que las vías para delimitar fronteras son los tratados limítrofes.

Ese artículo dice que el pacto de Bogotá puede ser denunciado mediante aviso anticipado de un año, transcurrido el cual cesará en sus efectos para el denunciante. Añade que la denuncia no tendrá efecto alguno sobre los procedimientos pendientes iniciados antes de transmitido el aviso.

Nicaragua presentó ante la CIJ 2 recursos contra Colombia en 2013, en uno reprochándole a Bogotá  de “incumplir” el fallo de la Corte de 2012 y de violaciones de su espacio marítimo, y en el otro para definir la delimitación de su plataforma continental en el Caribe.

Las consideraciones jurídicas sobre la supuesta no competencia de la CIJ para pronunciarse sobre estos litigios fueron el eje de los alegatos de Colombia. Hoy le tocará defender su posición a la parte nicaragüense.

El Tribunal también tendrá que decidir sobre el conflicto marítimo entre Chile y Bolivia, luego de que la semana pasada aceptó que tenía competencia para hacerlo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: