El Papa pide no insultar la fe de los demás

Charlie Hebdo desata debate sobre la libertad de prensa

- 16 de enero de 2015 - 00:00

El Papa pide no insultar la fe de los demás

En Francia “se puede dibujar todo, incluso un profeta”, afirmó ayer la ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, que asistía a los funerales de uno de los caricaturistas asesinados en el ataque perpetrado por Al-Qaeda al semanario Charlie Hebdo. El atentado dejó 12 víctimas en represalia por la publicación de caricaturas de Mahoma.  

“Se puede dibujar todo, incluso un profeta, porque en Francia, el país de Voltaire y de la irreverencia, tenemos el derecho a burlarnos de todas las religiones”, afirmó la ministra. Sin embargo, este tipo de criterio y el atentado contra el semanario ha desatado un debate sobre cuáles deben ser los límites de la libertad de expresión y desde cuándo esta se convierte en una ofensa impublicable.

El papa Francisco, por ejemplo,  expresó ayer una postura muy opuesta a la de Taubira. El Pontífice  afirmó que asesinar en nombre de Dios es una “aberración”, pero insistió en que “la libertad de expresión” no da derecho a “insultar” la religión del prójimo. Según información de prensa, el Papa estaría en la mira de  un posible atentado de los yihadistas de Estado Islámico (EI).

La nueva edición del semanario publicada este miércoles y en la que pone en la portada otra caricatura de Mahoma diciendo: “Todo está perdonado” desató condenas, quejas y protestas en países del mundo musulmán, con Turquía encabezando los cuestionamientos por el “insulto” al profeta y señalando que la “libertad de expresión y de prensa no pueden confundirse con la libertad de difamación”.

En medio de esta polémica, los gobernantes de Francia, Francois Hollande, y Alemania, Angela Merkel, advirtieron ayer contra estigmatizar a los musulmanes y denunciaron la intolerancia de la que son objeto.

El diario The New York Times fue uno de los medios que declinó publicar las caricaturas del profeta Mahoma, incluso decidió no reproducir la portada del semanario publicada este miércoles.

En tanto, extensas colas volvieron a formarse ayer en los quioscos de Francia para comprar la revista, cuyo millón de ejemplares, adicionales a los 3 millones vendidos en minutos en el primer día, de nuevo se agotó  inmediatamente. El tiraje de esta edición será de 5 millones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: