Bolivia presenta su demanda contra Chile por salida al mar

25 de abril de 2013 - 00:00

Bolivia.- Entre 1879 y 1883 durante una  dura contienda que mantuvo con Chile en la Guerra del Pacífico, los bolivianos perdieron 400 kilómetros de su litoral en el Pacífico y 120.000 km2 de territorio. Pero lo más grave fue haber perdido el derecho  a una salida al mar.

Desde entonces, Bolivia reclama una salida soberana al océano que Santiago rechaza, ateniéndose al Tratado de Paz y Amistad que ambos países firmaron en 1904, que definió los límites fronterizos bilaterales.

Precisamente, esa situación llevó a que Bolivia cumpliera su promesa al presentar formalmente ayer ante la Secretaría de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) una demanda contra Chile en la que pide que se reconozca el derecho del país a una salida al mar, confirmaron fuentes diplomáticas.

Tras la presentación de esos documentos ante la CIJ, el presidente boliviano, Evo Morales, expresó  su confianza en que la Corte Internacional de La Haya haga justicia a su país en la demanda a Chile por una salida soberana al océano Pacífico. “En horas de la mañana (ayer) -en Latinoamérica- se presentó la demanda correspondiente (...) escuchando al pueblo boliviano. Después de tantos años de intentos de retornar al mar con soberanía, pues hemos decidido acudir a la Corte Internacional de Justicia para que se haga justicia con Bolivia”, manifestó Morales.

Agregó que “Bolivia tiene derecho a volver al océano Pacífico con soberanía. Solo quiero decir que esta demanda está en manos del tribunal y esperamos como siempre con mucha confianza la demanda presentada mediante el canciller (David Choquehuanca) y el equipo que se trasladó hacia La Haya, Europa”, recalcó.

La solicitud boliviana ante la referida corte fue presentada por una delegación  encabezada por el canciller David Choquehuanca, el ex presidente Eduardo Rodríguez Veltzé, quien es embajador extraordinario y agente del Estado boliviano, y varios ministros del Estado, entre ellos el de Defensa, Rubén Saavedra, el jefe de la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), Juan Lanchipa, entre otros.

Choquehuanca explicó que en esa demanda se pide a la Corte que falle y declare que Chile “tiene la obligación de negociar de buena fe con Bolivia un acuerdo pronto y efectivo que le dé una salida plenamente soberana al océano Pacífico.

Del mismo modo, aclaró que los argumentos jurídicos presentados en el compendio escrito presentado ante el secretario general de la entidad internacional, no se basan en el tratado de 1904. Más allá de eso, el diplomático no entregó mayores detalles respecto al contenido de la demanda.

El proceso comenzó en 2008, cuando Perú pidió a la Corte delimitar la frontera marítima entre ambos países, de acuerdo con una línea equidistante y equitativa, que lo llevaría a ganar unos 35.000 kilómetros cuadrados de aguas en el océano Pacífico.

El oficialismo, por su parte, según el portavoz del Gobierno chileno Andrés Chadwick, consideró que la demanda que Bolivia presentó ayer en su contra en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya “carece de todo fundamento jurídico y es completamente ajena al respeto del derecho internacional”.

Ante declaraciones a los periodistas en el Palacio de la Moneda  aseguró que su país se defenderá con toda la fuerza ante la demanda que el país vecino planteará con ese objetivo.

 No obstante, para dar este paso ante la justicia internacional, Morales tiene el respaldo de cinco de sus antecesores: Guido Vildoso (1982), Jaime Paz Zamora (1989-1993), Jorge Quiroga (2001-2002), Carlos Mesa (2003-2005) y Rodríguez Veltzé (2005-2006), que consideran la decisión de sentar a Chile en el banquillo de los acusados una “política de Estado”.

La determinación de acudir a la Corte Internacional de Justicia de La Haya fue anunciada en marzo de 2011 por Morales, luego de insistir continuamente en el diálogo con Santiago.

Chilenos a favor de una solución para Bolivia

El candidato por el Partido Radical Social Demócrata (PRSD), José Antonio Gómez, planteó que “a Bolivia hay que darle una salida al mar con soberanía”. “Si logramos tener una salida de Bolivia que sea colindante con Perú, creo que no habría problema y solucionaríamos un gran problema de un pueblo que es hermano”, argumentó.

El candidato presidencial por el Partido Progresista (PRO) de Chile, Marco Enríquez-Ominami, sostuvo hace un mes que “lo que la clase política chilena ha hecho es completamente perezoso. No es la democracia lo que fracasó sino los últimos gobiernos”.

El disidente de la Concertación opositora agregó que “ya perdimos, no deberíamos haber estado nunca en los tribunales. Para eso están la política y las embajadas”, dijo Enríquez-Ominami, quien en alguna ocasión visitó en dos ocasiones la ciudad de La Paz y se reunió con el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, a quienes pidió diálogo para resolver el conflicto marítimo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: