Bolivia planteará a OEA su aspiración marítima y defensa de masticado de coca

27 de mayo de 2012 - 14:14

El Gobierno de Evo Morales planteará en la Asamblea General de la OEA que se celebrará la próxima semana en Bolivia su aspiración de una salida al mar y un reconocimiento al masticado de la hoja de coca, afirmó el canciller boliviano, David Choquehuanca, en entrevistas con diarios locales publicadas hoy.

Choquehuanca ratificó al diario Página Siete que planteará "con firmeza y fervor patriótico" a la Asamblea el debate sobre su demanda a Chile de una salida hacia el Pacífico, que perdió en una guerra librada a fines del siglo XIX.

Anunció al diario La Razón que presentará un informe "de los avances e incumplimientos" de las resoluciones que la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió sobre el tema marítimo entre 1979 y 1989, aunque no dio más detalles del documento.

El canciller chileno, Alfredo Moreno, ha asegurado a medios de su país que el tema marítimo con Bolivia es un asunto bilateral y que la OEA "carece de competencia para intervenir" en el mismo.

El ministro boliviano destacó la recomendación de 1979, al asegurar que "no habrá otra mejor resolución que ésta".

"Esta resolución dice que nosotros debemos tener acceso soberano y útil al océano Pacífico sin compensación territorial" y que también señala que el tema marítimo "afecta a las Américas", dijo.

Las relaciones bilaterales se estrecharon entre 2006 y 2011, hasta que en marzo del año pasado, Bolivia anunció que demandará a Chile en tribunales y organismos internacionales porque los cinco años anteriores de diálogo bilateral no dieron resultados.

Ambos gobiernos han afirmado estar dispuestos a continuar el diálogo, pero ninguno ha dado pasos concretos para hacerlo.

Por otra parte, Choquehuanca dijo al diario La Razón que su país también propondrá a la Asamblea de la OEA una "resolución sobre el reconocimiento al masticado de coca", planta que también es usada para fabricar cocaína.

Desde que asumió la Presidencia por primera vez en 2006, Morales ha promovido una campaña internacional para que la Organización de las Naciones Unidas despenalice esa costumbre, que está recogida en la Constitución del país como patrimonio cultural.

La Asamblea se efectuará del 3 al 5 de junio próximo en el pueblo de Tiquipaya, cercano a la ciudad central de Cochabamba, donde, según Choquehuanca, Bolivia espera que se abra "un nuevo ciclo" para el organismo por el "momento histórico" de cambios en el mundo.

"Si la OEA no cambia, no sé si vale la pena seguir trabajando. Hay varias voces que dicen que la OEA debe cambiar", declaró al diario Página Siete.

Explicó que los cancilleres evaluarán informes del desempeño de los mecanismos de la OEA, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para luego "tomar medidas".

Mencionó que hay países que han anunciado que se van a retirar de la CIDH y que otros observan "cómo Estados Unidos, que no participa del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, detenta, sin embargo, la presidencia de ese mecanismo.

En los últimos días, medios bolivianos han informado que la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, no asistirá a la reunión, sin que esa información haya sido confirmada o negada por el Gobierno de Morales o la embajada de ese país.

Al respecto, Choquehuanca dijo a La Razón que "no siempre Estados Unidos ha participado en las asambleas" y que algunos países "mandan a sus embajadores por razones políticas o de agenda".

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: