Benedicto XVI culpa a la globalización de la existencia de “más pobres sin esperanza”

16 de mayo de 2011 - 16:27

Benedicto XVI denunció la existencia de masas de pobres, emigrantes y oprimidos que miran al futuro sin esperanza debido a una globalización caracterizada muchas veces por el egoísmo.

El Pontífice hizo estas manifestaciones ante los miembros del Consejo Superior de las Obras Misioneras Pontificias, a los que exhortó a transformar el mundo según el proyecto de Dios con la fuerza del Evangelio.

"Nuevos problemas y nuevas esclavitudes están emergiendo en nuestro tiempo, tanto en el primer mundo, rico, pero con un futuro incierto, como en los países emergentes, donde a causa de una globalización caracterizada muchas veces por el beneficio aumentan las masas de pobres, emigrantes y oprimidos, que miran al futuro sin esperanza", afirmó.

El Obispo de Roma animó a todo el Pueblo de Dios a continuar "con renovado entusiasmo la obra de evangelización y subrayó que "sólo radicados profundamente en Cristo y en su Palabra se es capaz de no ceder a la tentación de reducir la evangelización en un proyecto sólo humano, escondiendo la dimensión trascendental de la salvación que ofrece Dios".

Benedicto XVI dijo que los cristianos no deben tener miedo, "aunque -precisó- actualmente es el grupo religioso que sufre el mayor número de persecuciones debido a su fe".

El Papa agradeció el trabajo que realizan las Obras Misioneras Pontificias, de las que dijo que siguen siendo un instrumento privilegiado para la cooperación misionera.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: