El acuerdo con la UE aún enfrenta desafíos

- 11 de noviembre de 2018 - 00:00

A cinco años de que entrara en vigor el Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Colombia, Perú y Ecuador, los expertos demandan mejoras.

El acuerdo comercial  entre la Unión Europea y Colombia, Perú y Ecuador “funciona bien y creó oportunidades de negocio” para todas las partes, afirma la Comisión Europea en su informe anual, tras cumplirse un lustro de los convenios. Mientras tanto, representantes de la sociedad civil demandan mejoras en la implementación.

Para Colombia y Perú el  convenio entró en vigor en febrero de 2013 y Ecuador se sumó en noviembre de 2016.

En 2017, al revertir la tendencia de 2015 y 2016, los tres socios informaron un aumento en el comercio bilateral con la UE: 7% para Colombia, 16% para Perú y un 20% en el primer año de implementación con Ecuador.

En el caso de Colombia, el volumen fue de 11.600 millones de euros en 2017 frente a 10.800 millones de euros en 2016, un intercambio en el que la UE registró un ligero superávit comercial de 367 millones de euros. Los intercambios entre la UE y Colombia aumentan un 18,2% desde el acuerdo comercial.

Perú tuvo un volumen de intercambios comerciales con la UE de 10.200 millones de euros y el bloque comunitario aumentó su déficit comercial con el país andino, de 1.500 millones de euros a 2.000 millones de euros. Tras Estados Unidos y China, la UE es el tercer socio comercial de Perú, cuyas exportaciones subieron en 12,2% en 2017, e importó un 18,7% más.

En cuanto a Ecuador, la Comisión destaca que los resultados del primer año de entrada en vigor del acuerdo “han sido buenos”, con un incremento del volumen bilateral de 4.360 millones de euros en 2016 a 5.250 millones de euros en 2017, un impulso motivado por “la eliminación inmediata de aranceles en la mayoría de la oferta exportable de Ecuador y progresiva para los productos europeos”.

Las exportaciones europeas a Ecuador incrementaron el 34% en 2017, mientras que las importaciones de este país aumentaron un 10,8%.

Pablo Iturralde, del Centro de Derechos Económicos y Sociales, dijo a DW que si bien con la liberalización del mercado en Ecuador entraron productos, como medicamentos y agrícolas, que favorecen a la población, “la mayor parte de las importaciones europeas se concentran en automóviles y bebidas alcohólicas”.

En cuanto a Colombia, Jomary Ortegón que preside el colectivo José Alvear Restrepo, estima que las exportaciones de ese país han disminuido en un 41,4%, con respecto al año 2013. 

Mientras que Geraldine Duquene, de la Plataforma Europa-Perú, exige un monitoreo de los compromisos laborales y ambientales estipulados en los convenios, que manejan el 15% del comercio mundial de mercancías. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: