Ecuador, 20 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

A un año de la muerte de Bin Laden, su red sufre pero se adapta

A un año de la muerte de Bin Laden, su red sufre pero se adapta
30 de abril de 2012 - 00:00

La muerte de Osama Bin Laden, hace un año, representó un golpe terrible para la red Al Qaeda, pero en todo el mundo sus discípulos, organizados o solitarios, continúan defendiendo la yihad, estiman funcionarios y analistas.         

Diezmada y desorganizada por los ataques realizados por drones estadounidenses en las zonas tribales de Pakistán y Afganistán, el nudo central de la red, llamada "Al Qaeda Central" por los especialistas, se redujo a unas decenas de personas esencialmente dedicadas a sobrevivir. Aunque perpetúe los llamados a una yihad global, el sucesor del "emir Osama", el egipcio Ayman al Zawahiri, no logró imponerse ni substituir en la nebulosa yihadista global a la figura legendaria del fundador del movimiento.

"Lo que daba substancia a la vocación global, mundial, de Al Qaeda era la personalidad misma de Bin Laden. Era una personalidad única, que Ayman al Zawahiri es incapaz de reemplazar", dijo Jean Pierre Filiu, profesor de Ciencias Políticas en París y autor del libro "La verdadera historia de Al Qaeda".

Incapaz de organizar ataques a escala mundial, Al Qaeda Central continúa tratando de inspirar a discípulos y sobre todo de sacar crédito de acciones realizadas, en nombre del islam yihadista, por organizaciones que habían expresado su alineamiento con Bin Laden.   

En Yemen, los combatientes de Al Qaeda en la Península Arábica (AQPA) realizan incesantes acciones de guerrilla contra el poder central de Saná y hasta llegaron a conquistar varias ciudades en el sur de ese país. 

En Somalia, los rebeldes islamistas shebab, a pesar de estar fragilizados, resisten y continúan los ataques y atentados, y cuentan en sus filas con voluntarios venidos del mundo entero. En tanto, en los países del Sahel, los hombres de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) sacaron provecho de la revuelta en Libia y el fin del régimen de Muamar Gadafi para recuperar toneladas de armas, y aliados a los rebeldes tuareg conquistaron un inmenso territorio en el norte de Malí.

Pero más allá de la retórica, AQPA es por ahora la única organización que formalmente ha reconocido y aceptado la autoridad de Al Zawahiri, y que ha tratado de ir más allá de la retórica sobre la yihad mundial al intentar atacar aviones con destino a Estados Unidos.

Gracias a su presencia en Internet, que ninguna medida puede impedir, Al Qaeda Central saluda y fomenta las acciones de estos movimientos asociados, pero se propone por sobre todo reclutar a distancia a los voluntarios, a los "lobos solitarios" que se radicalizan y deciden pasar a la acción, según expertos.

El joven francés de origen argelino Mohammed Merah es el ejemplo perfecto: se decía miembro de Al Qaeda, pero más de un mes después de las matanzas que realizó en Toulouse y Montauban nada permite ligarlo al movimiento más que algunas palabras en la red.

"Cuanto mayor es la presión sobre Al Qaeda Central, más difícil es preparar los ataques a gran escala, y más empeño pondrá en reclutar a individuos en Occidente para planificar y ejecutar atentados", estimó la oficina europea de policía, Europol, en un informe sobre terrorismo publicado el miércoles.

Al hablar recientemente ante el Senado de su país, el jefe del Servicio Canadiense de Inteligencia de Seguridad (SCRS), Richard Fadden, explicó hasta qué punto era difícil para los servicios de represión detectar y neutralizar con antecedencia a esos "lobos solitarios".

"No es fácil porque parecen una mezcla de terroristas y personas con grandes problemas personales. Es muy difícil desarrollar una doctrina, una capacidad operacional para tratar estos casos. Para ser honesto: sí, nos preocupan", dijo. La redada contra Bin Laden fue realizada por el gobierno estadounidense -como parte de la política exterior del gobierno de Obama-.

Esta acción enfrió inevitablemente la relación con Pakistán al desarrollarse en su territorio y sin su conocimiento previo, y el hallazgo del terrorista en un lugar tan expuesto, a las afueras de Islamabad, despertó a su vez la suspicacia de Estados Unidos, que cree que los responsables paquistaníes no solo conocían su paradero, sino que lo protegieron.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

El Telégrafo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media