Fiscalía apelará sentencia contra 37 policías

- 15 de noviembre de 2018 - 19:00
Las supuestas agresiones físicas contra los detenidos se registraron en mayo de 2016 en el Centro de Rehabilitación Social de Turi, en Cuenca.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

A 106 días de prisión sentenciaron a 37 policías acusados de agredir a personas privadas de la libertad del Centro de Rehabilitación Social (CRS) Regional Turi, en Cuenca; mientras que cuatro fueron absueltos y una persona quedó pendiente por su estado de gestación.

El Tribunal de Garantías Penales de Azuay determinó que los gendarmes no incurrieron en el delito de tortura, sino en extralimitación de funciones.

El caso se inició en contra de 42 policías que arremetieron contra un grupo de internos del pabellón ‘JC’ de mediana seguridad del CRS Turi, el 31 de mayo de 2016, durante un operativo de control de objetos prohibidos.

Ya en la etapa de juicio, el Tribunal estuvo conformado por los jueces Luis Flores (ponente), Patricia Inga y Pedro Ordóñez. La diligencia se desarrolló en la sala 209 de la Corte Provincial.

Tras el fallo emititido la noche del miércoles último, el fiscal Esteban Coronel mostró su desacuerdo, pues había pedido una condena de 13 años de prisión por el delito de tortura, ya que se violaron los derechos humanos de los internos de la cárcel de Turi.

Una vez que el juez emita por escrito el fallo, presentará el recurso de apelación para que una instancia superior revise la sentencia dictada contra los agentes policiales, sostuvo el fiscal.

Destacó que durante la audiencia de juicio se mostró que los policías de la Unidad de Mantenimiento del Orden, Administrativo y Operativo sí torturaron a los presos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: