Pastor evangélico es investigado por presunto secuestro de Juliana

- 05 de septiembre de 2018 - 17:21
El pastor fue detenido la madrugada de este miércoles 5 de septiembre durante un operativo en Quito.
Foto: Tomada de Twitter

Por más de cuatro horas rindió su versión el pastor evangélico Jonathan C., quien es investigado por la desaparición de Juliana Campoverde. La diligencia se cumplió en la Unidad de Flagrancia, en el centro-norte de Quito.

El sospechoso fue capturado en horas de la madrugada de este miércoles 5 de septiembre. La Fiscalía ejecutó el operativo en conjunto con miembros del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía Nacional.

Varios indicios llevaron a los agentes a allanar un inmueble donde se encontraba el sospechoso. 

La audiencia se extendió hasta las 17:00. La Fiscalía informó que el juez acogió su solicitud y dictó la prisión preventiva en contra de Jonathan C. por el presunto delito de secuestro extorsivo

La fiscal Mayra Soria explicó que los hallazgos de los últimos días se constituyen en el último eslabón de una investigación de seis años. "Se determinó que el chip del teléfono de Juliana fue utilizado por el acusado".

Añadió que se determinó que existen graves presunciones de un delito de acción pública y al existir peligro de fuga, se le dictó prisión preventiva.

El legislador Absalón Campoverde, padre de Juliana, señaló que después de seis años brillará la justicia, pues la joven desapareció en julio de 2012.

"Con esta detención el país puede evidenciar la negligencia de los fiscales, al inicio de la investigación el capitán Gino Pillajo y la fiscal Alicia Villacres fueron quienes se encargaron en poner barreras, puesto que eran evangélicos, no podíamos esperar nada, pues ellos tenían que proteger a los pastores".

En declaraciones previas a Diario EL TELÉGRAFO, Campoverde, quien es presidente de la Comisión Ocasional de Personas Desaparecidas en la Asamblea, aseguró que el pastor tenía una conducta muy posesiva con la joven, llegando incluso al punto de persuadirla para que realice una viaje de estudios al exterior.

"Esperamos que se sigan los procesos que hay que seguir que están en manos de la Fiscalía. Vamos a esperar las respuestas y estamos pendiente de que brille la verdad", expresó el legislador.

Juliana fue vista por última vez el 7 de julio del 2012. Ella desapareció luego de que se despidiera de su madre. La joven tomó la calle Ajaví (sur de Quito) para ir a su trabajo. Desde ese instante, su paradero es desconocido.

Elizabeth Rodríguez, madre de la joven desaparecida, aseguró que Jhonatan C. "fue la última persona que tuvo contacto con Juliana". (I)