Furgón atropella a un niño

19 de julio de 2012 00:00

Ayer se realizó el velorio del pequeño de 7 años, B.  G. C., que fue arrollado el martes en una de las calles de la cooperativa Virgen del Cisne, junto a los Túneles San Eduardo, al noroeste de Guayaquil. El menor fue impactado por un furgón color negro, placas GPD-412, que repartía productos en e ese populoso sector.

Su padre fue el último en conocer  del fallecimiento. “Estuvo todo el día trabajando en una construcción y como no tiene celular nadie pudo darle la noticia”, dijo un morador del sector. “Justo ese día cumplía años y lo que encontró fue al segundo de sus cuatro hijos dentro de un ataúd”.

Él, al igual que su madre no quisieron dar detalles del hecho. Eva Martínez, tía de la víctima, comentó que el niño estaba “tomando la sopa y al ver que su abuelita salía, a dejar la comida que vendía, la siguió”. Dijo que le gustaba ayudarle a repartir el almuerzo a los choferes de la línea 2, que hace estación a pocas cuadras.

La mujer no se percató que su nieto la seguía hasta que escuchó el impacto. El cuerpo del pequeño estaba bajo la llanta izquierda del furgón y aunque trató de salvarlo, no pudo. El automotor fue abandonado cerca a un complejo deportivo del sector.

Contenido externo patrocinado