Expolicías se enfrentarán a denuncia por amenazas

07 de agosto de 2013 - 00:00

Dos meses después de su separación de la Policía Nacional, un grupo de los ahora 208 exuniformados se enfrenta a una denuncia del Ministerio del Interior, por supuestas amenazas a la vida hacia sus funcionarios, personal policial y demás asistentes a la audiencia de hábeas data realizada el 31 de julio de este año.

Según la denuncia del Ministerio, luego de conocerse el resultado negativo de la solicitud, realizada por 38 de los policías separados de la institución, ante la jueza Tercera de la Niñez y la Adolescencia, Patricia Segarra, se suscitaron insultos y agresiones verbales  de estos hacia los presentes en la diligencia.

Un parte policial entregado a la institución señala que varios de ellos se volvieron agresivos, lanzando frases con contenido amenazante, como: “Son unos tirados a pulcros y pueden amanecer secándose”.  

Las amenazas siguieron, agrega el informe, cuando dirigiéndose a las autoridades manifestaron: “Afuera vamos a ver lo que pasa. Tienen familia y no toda la vida van a estar dentro de la institución; ya están viejos, están por  salir de la institución. Esto no es eterno”.

Posteriormente, según el registro, intentaron agredir física y verbalmente a personal policial presente en la audiencia, al confundirlos con integrantes de la Dirección General de Investigaciones, responsable de fundamentar los casos por los que fueron separados los policías.

Incluso -indica el parte- varios de los amenazados tuvieron que huir de la sala de audiencias, a causa de la agresividad manifestada por los expolicías.

Frente a este suceso, el Ministerio recordó que algunos de los gendarmes sancionados estaban vinculados a delitos como secuestro exprés, extorsión, estupro, violencia sexual y familiar. Muchos de ellos fueron reincorporados a la institución policial mediante recursos y amparos legales, cuya procedencia fue seriamente cuestionada.
 
Se indaga conducta policial

Tomando como referencia la separación, por diversos  actos de corrupción, de 208 uniformados el 6 de julio pasado, la Policía Nacional socializa ahora su programa de análisis de la conducta de todo su personal nivel nacional.

En Guayaquil, el general de Distrito, Claudio Guerra Carrera, comandante de la Zona 5 de Policía, mantuvo un diálogo directo con los agentes, con quienes analizó las principales inquietudes y problemas que en ocasiones los hacen verse involucrados en diferentes delitos que atentan contra la buena imagen personal y de la  institución.

El Comandante de la Zona 5 de Policía recordó que la Inspectoría General es el regulador de la conducta del uniformado y que “todo efectivo policial, desde el alto mando institucional, hasta el de menor rango”, se someterá a evaluaciones psicológicas, tóxicas, socioeconómicas y poligráficas, para medir el grado de idoneidad para continuar en la institución policial.

SERRANO PIDE EVALUAR LABOR DE FISCALES

El que aún existan irregularidades que permitan que delincuentes queden libres al poco tiempo de ser capturados sigue preocupando al ministro del Interior, José Serrano.

En su reciente visita al cantón El Carmen, Manabí, Serrano advirtió que pedirá al fiscal general, Galo Chiriboga, una evaluación del trabajo que realizan los fiscales  para investigar situaciones  “no muy concretas  ni transparentes”.

Al mismo tiempo, pidió a la Policía de ese cantón “cero tolerancia” al sicariato, narcotráfico y otras manifestaciones de violencia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: