Caso Las Dolores: Mayor Eduardo G. participó en otros operativos que habrían causado hasta 24 muertes

27 de octubre de 2014 - 13:42
Abogados de la parte acusadora y la Fiscalía, durante el sexto día de la audiencia de juicio. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

El análisis de 19 partes policiales forma parte de las pruebas que presentó Carlos Cueto, perito colombiano, quien fue llamado a declarar en el sexto día de la audiencia de juicio por el denominado caso "Las Dolores". 

El especialista se presentó esta mañana, ante el Tribunal de la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ). En su testimonio explicó que realizó un análisis de los actuaciones policiales y operativos antidelincuenciales efectuados entre 1988 y 2011. 

Una de las conclusiones a las que llegó el perito fue los informes tienen "esquemas similares" y presentan "patrones definidos", con tendencia a ocultar los hechos. 

Cueto indicó que, al parecer, los reportes tratan de ocultar los acontecimientos porque no describen las muertes, lo que puede determinar que se trata de sesgar la actuación de los uniformados. 

El perito extranjero añadió que el mayor Eduardo G., el agente que coordinó el operativo ejecutado en una farmacia al norte de Guayaquil, habría participado en otros 5 operativos relacionados con ejecuciones extrajudiciales. 

El experto estimó que en esos partes se detectó que habría entre 20 y 24 víctimas, que fueron detenidos en calidad de delincuentes, bajo un patrón similar al de la acción antidelincuencial desarrollada en la droguería, en donde fallecieron 8 personas, en noviembre de 2003. 

Algunos de los agentes que participaron en el operativo en la farmacia formaban parte del Grupo de Intervención y Rescate (GIR). Los familiares se concentraron en los exteriores de la CNJ para manifestar su opinión. 

"Expertos venezolanos confirman que existen 2 balas de revólver que no pertenecen a los miembros del GIR. No es culpa de ellos que otros policías de apoyo hayan disparado con revólver a los asaltantes", manifestó Silvia Mogro, familiar de uno de los uniformados.  

Los allegados de los procesados señalaron que los policías fueron involucrados injustamente, puesto que ellos solo acataron órdenes. Reiteraron que durante el operativo cumplieron con los protocolos para preservar la vida de los clientes y detener a los presuntos asaltantes. 

Además, los manifestantes leyeron un documento a través del cual señalaron que 4 víctimas fueron disparadas cuando se encontraban en el suelo, luego de que los policías de apoyo llegaron al local. 

Juan Pablo Albán, abogado de las víctimas, desvirtuó las opiniones de los manifestantes. Reiteró que los peritajes evidenciaron que se manipularon las evidencias, lo que se les atribuye responsabilidades. 

La Fiscalía informó que hasta el momento han testificado 41 personas, entre testigos, peritos y víctimas. 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP