“Checho”se siente triste por durar solo 8 meses

27 de julio de 2011 - 00:00

El ciclo de Sergio Batista al frente de la selección argentina fue el más corto de los últimos 36 años. Su paso por la “albiceleste” duró 17 partidos, con un  saldo de ocho victorias, seis empates y tres derrotas (dos de ellas con equipo alternativo), pero con el fracaso de la eliminación en cuartos de final de la Copa América.

El “Checho” fue destituido la noche del lunes, como DT de Argentina, cargo que ocupaba desde hace ocho meses y para el que tenía contrato hasta 2014, anunció la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) que también dejó en suspenso la permanencia de Carlos Salvador Bilardo como director de selecciones.

El comité de selecciones de la AFA decidió destituir a Batista tras el mal desempeño de los “gauchos” en el torneo más antiguo del mundo, del que  fueron eliminados por Uruguay en cuartos de final, después de haber logrado solamente una victoria ante Costa Rica en la primera fase.

Luego de esta reunión, el ahora ex estratega  de Argentina no se ha pronunciado a los medios  por su situación, pero sí lo ha hecho en una de sus cuentas de  la red social Twitter  @batistachecho, en la cual pubicó ayer “les comunico formalmente que he dejado de ser el director técnico de la selección argentina. Estoy pasando un momento muy triste”.

Entre tanto, el portavoz de la AFA, Ernesto Cherquis Bialo, aseguró que aún no está decidido quién sustituirá a Batista y que la entidad se tomará una semana para anunciarlo.

No obstante, la prensa local conjetura que el más firme candidato es Alejandro Sabella, ex técnico de Estudiantes de la Plata, quien tenía que dirigir a un equipo de los Emiratos Árabes Unidos, pero que ayer, según medios argentinos, no habría realizado su viaje.

Cherquis Bialo añadió que el director de selecciones de Argentina, Carlos Bilardo, y todos los que trabajan en las diferentes selecciones nacionales estarán en un proceso de “observación” para determinar si continúan en sus funciones.

Sergio “Checho” Batista, quien condujo a Argentina a la conquista de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, sucedió como seleccionador absoluto a Diego Maradona tras el Mundial de Sudáfrica, del que Argentina también fue eliminada en  cuartos de final.

En principio Batista se desempeñó como entrenador interino hasta que fue confirmado en el cargo el pasado noviembre. Tras su despido, la AFA se ve ahora obligada a buscar un cuarto seleccionador en tres años, un hecho inédito en el ciclo de Julio Grondona, el más influyente hombre del fútbol argentino desde hace 32 años.

Durante la gestión de Grondona solo dos técnicos, Marcelo Bielsa y Alfio Basile, no completaron su ciclo preestablecido, pero porque dimitieron. A Maradona, quien sucedió a Basile en el 2008, no le fue renovado el contrato tras el Mundial de Sudáfrica. El nombre que se perfila como más seguro sucesor de Batista es Sabella, quien condujo a Estudiantes de la Plata al título de la Copa Libertadores de 2009 y del torneo Apertura argentino de 2010.

Sabella, de 56 años, fue ayudante de campo de Daniel Passarella, actual presidente del River Plate, cuando el ex capitán de la “albiceleste” la dirigió entre 1994 y 1998.

Gerardo Martino, actual seleccionador de Paraguay, es otro de los candidatos que también se menciona en medios periodísticos para ocupar el banco de la selección, ya que según diarios paraguayos su salida del cuadro “guaraní” sería un hecho.

Con esta noticia oficial ya se han generado reacciones como la del jugador argentino Juan Román Riquelme, quien no fue considerado en el proceso de Batista.

El centrocampista se mostró sorprendido por la destitución de Sergio  como seleccionador nacional y aseguró ayer en Barcelona que si Argentina requería de él, volverá al combinado “albiceleste”.

“Si me necesitan para las eliminatorias volveré, si no, Argentina tiene grandes jugadores”,  señaló ayer  el jugador de Boca y ex del FC Barcelona, quien criticó duramente que Argentina no haya dado continuidad al seleccionador.

“A ver a quién ponen. No es bueno que cada ocho o nueve meses estén cambiando de entrenador. Espero que traigan a uno que lo puedan dejar mucho tiempo”, dijo.

Cancelación de amistoso

La Federación Rumana de Fútbol (FRF) amenazó ayer a su par argentina (AFA) con denunciarla ante la FIFA por cancelar el partido amistoso que la selección “albiceleste” debía jugar el próximo 10 de agosto en Bucarest. En una carta remitida ayer por el presidente de la FRF, Mircea Sandu, a su homólogo argentino, Julio Grondona, Sandu se ha mostrado dispuesto a exigir daños y perjuicios en caso de que Argentina no cumpla el acuerdo de disputar dentro de dos semanas el partido de inauguración del Estadio Nacional de la capital rumana.

Según  el portavoz de la FRF, Paul Zaharia, la Federación Rumana no ha recibido  ninguna notificación de la AFA, y ha sabido de la suspensión unilateral del amistoso por el sitio oficial de Internet de la federación sudamericana.

Preguntado en una rueda de prensa por la cantidad que Rumanía pediría como indemnización, Sandu la ha estimado en más de dos millones de euros. “No puedo burlarme de la gente. Rumania vive desde hace tiempo un estado de emoción porque viene Argentina, porque viene (Lionel) Messi”, dijo Sandu, que aseguró que hará todo lo posible para que Argentina juegue en Bucarest con su principal estrella.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: