Ecuador tiene un desarrollo en investigación del 0.2% del PIB

Senescyt abre nuevo fondo para la ciencia

- 13 de mayo de 2014 - 00:00
René Ramírez (d), secretario de la Senescyt, hizo la convocatoria para presentar los proyectos. Foto: Marco Salgado | El Telégrafo.

Ecuador tiene un desarrollo en investigación del 0.2% del PIB

Por primera vez en Ecuador se financiarán programas de desarrollo tecnológico como ingeniería inversa (procedimiento que analiza el funcionamiento de un objeto con el fin de duplicarlo o mejorarlo) y adaptación tecnológica, de acuerdo con la nueva convocatoria que estableció la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt).

“En este momento, para que el país dé un salto cualitativo, sobre todo, necesitamos profundizar en el tema de ingeniería inversa y transferencia tecnológica porque generar economía a través de la investigación y del conocimiento tomará su tiempo. Esto no se da de la noche a la mañana”, indicó René Ramírez, secretario de la Senescyt.

Cada proyecto de investigación científica y desarrollo tecnológico que se presente este año y que previamente pase la fase de evaluación y calificación de la Senescyt recibirá en 4 meses su financiamiento. La Secretaría tiene un presupuesto de $26 millones para ser invertido.

Los programas que se presenten deberán ser multidisciplinarios y presentados por al menos dos universidades o centros de investigación en conjunto. Además deben contemplar como principios básicos la Constitución de la República y el Plan Nacional del Buen Vivir, así como la ética investigativa, responsabilidad, eficiencia, seguridad ambiental y respeto a la vida.

“La nueva ciencia se hace con la articulación de las distintas disciplinas, pero esto no aplica para la investigación en ciencias fundamentales como Matemáticas, Biología, Química, etc., o cuando se justifique en el proyecto la imposibilidad de hacerlo”, acotó Ramírez.

Las iniciativas deberán tener como políticas fundamentales el respeto a los derechos de las personas, procesos de producción, eficiencia energética, mejoras en remediación ambiental, entre otras.

Los proyectos que se privilegiarán deberán estar en red con institutos públicos de investigación o con centros de investigación internacionales de alto prestigio. También tendrán beneficios los becarios y exbecarios de la Senescyt.

Las líneas de investigación son: Salud y Bienestar, Educación, Cambio Ambiental, Energía, Seguridad, Producción Alimentaria, Manejo de Recursos Naturales, Biodiversidad, Biociencia y Tecnología de información, y Vivienda.

Además se abrió un campo específico para investigación científica de los impactos de la explotación de hidrocarburos en la Amazonía ecuatoriana (caso Chevron) a nivel social, económico y ambiental.

En el campo de desarrollo tecnológico las temáticas a presentarse deberán contemplar: Alimentos frescos y procesados, Biotecnología, Bioquímica y Medicina, Confecciones y Calzado, Energía Renovable, Industria Farmacéutica, Metalmecánica, Petroquímica y Servicios Informáticos en general.

Los proyectos aprobados tendrán una duración de 36 meses, tiempo que podría extenderse -según el caso- hasta 48 meses con un financiamiento de $ 2 millones.

“Excepcionalmente, según el impacto del programa, se considerará otorgar montos mayores. No buscamos financiar proyectos de escala pequeña porque eso corresponde a las universidades. Lo que buscamos es que tengan impacto provincial o nacional. Es decir aquellos que las universidades no podrían financiar”.

Según la Senescyt, Ecuador, al momento, tiene un desarrollo en investigación del 0.2% del PIB(Producto Interno Bruto) y se espera que a finales de 2014 el porcentaje se incremente a 0.78%. En Latinoamérica los países que más desarrollo de la investigación presentan son Brasil, Argentina y Chile. “Los recursos económicos no son un problema, sino la falta de infraestructura y el poco talento humano para presentar los proyectos”, finalizó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: