Gustavo Jalkh renunció a la Secretaría Particular de la Presidencia

06 de noviembre de 2012 - 06:30

Gustavo Jalkh dimitió como secretario particular del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, para someterse al proceso de selección del nuevo Consejo de la Judicatura, el cual deberá presidir por ser el candidato de la Corte Nacional de Justicia.

Jalkh presentó ayer su renuncia al cargo que desempeñó desde diciembre del 2010 y su decisión de participar en el proceso de selección está ligada a su profesión y anteriores actividades, porque es uno de los hombres que conoce la realidad de la función judicial, precisó el diario digital oficial El Ciudadano.

Abogado desde 1990, catedrático universitario en Ecuador y Francia, es doctor en Derecho Internacional Público de la Universidad Panthéon-Sorbonne de París y tiene doctorados en Derecho Penal y Política Criminal, Derecho Internacional Público y Organizaciones Internacionales, entre otros títulos académicos.

Fue uno de los promotores del primer proceso nacional de modernización de la justicia, el cual entra a una etapa decisiva con la conformación del nuevo Consejo de la Judicatura, que administrará la función judicial durante los próximos cinco años.

Para su conformación; los poderes Ejecutivo, Legislativo, la Corte Nacional de Justicia, Defensoría Pública y la Fiscalía enviaron sus ternas de candidatos, quienes serán escogidos mediante un proceso de revisión de méritos y audiencias de impugnación públicas.

Este proceso contará con el aval de una veeduría ciudadana, y la Corte Nacional de Justicia escogió a Jalkh para que lidere a sus tres aspirantes, apuntalándose así como el próximo presidente del Consejo de la Judicatura, según establece la Consulta Popular de mayo de 2011.

Por el voto popular en esa Consulta se resolvió crear un Consejo Transitorio, que terminará sus funciones en enero del próximo año y se resolvió que el Consejo de Participación Ciudadana eligiera a una judicatura definitiva mediante el proceso antes mencionado.

Esta entidad transitoria creó los juzgados corporativos en Quito, Guayaquil y Cuenca, que rompieron la estructura centenaria de los despachos judiciales, impulsaron la oralidad como sistema de manejo jurídico y crearon centros de mediación de conflictos para aliviar la carga de los jueces.

Desde el 2002 hasta diciembre del 2004, Jalkh dirigió Projusticia, a la cual renunció, en protesta por la toma de la Corte Nacional fraguada por algunos partidos políticos desde el Congreso Nacional. Del 2006 hasta el 2007, volvió a dirigir Projusticia.

En ese año, asumió el Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, en el Gobierno de la Revolución Ciudadana, luego fue nombrado Ministro del Interior y posteriormente secretario particular del Presidente.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: