Empresas militares que no son rentables pasan por evaluación

27 de mayo de 2012 - 00:00

Las empresas militares que no son rentables y pertenecen a la cesión de acciones de la Corporación Industrial y Comercial Holdingdine S.A. al Instituto de Seguridad Social (Isffa), tienen dos opciones: enfrentar un proceso de desinversión o ser absorbidas por otras que sí lo son.

La razón es que el Ministerio de Defensa quiere fortalecer las capacidades de su Seguro Social para atender las pensiones de retiro, invalidez y muerte previstas en la Ley de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas.

El artículo 97 de la norma establece que, con el aporte del 10% de las utilidades de las empresas militares, se financiará este tipo de pensiones.     

El Holdingdine posee 14 empresas y seis compañías que, según el ministro de Defensa, Miguel Carvajal, enfrentan un proceso de revisión para ver si cumplen con los estándares requeridos. “Hay que desarrollar un esfuerzo para que las empresas que son rentables se mantengan en el Issfa y mejor aún si están vinculadas a la defensa. Caso contrario, podrían pasar a otras empresas”, señaló el secretario de Estado.

El funcionario comentó que si al interior del Holdingdine algunas de las empresas deciden declararse públicas deberán ejercer un proceso concursable para colocar a la nueva administración civil.   

Ese es el caso de la fábrica de armas de fuego y municiones F.M.S.B “Santa Bárbara” que el 05 de abril pasado cambió su razón social por la de Empresa de Municiones Santa Bárbara EP y el 16 de mayo su directorio resolvió nombrar a un gerente temporal para llevar a adelante la transición.

Según el portal web de la revista Ekos, la Corporación Holdingdine ocupa el puesto 30 de un listado de 5.000 empresas consideradas las mejores del país.

Información recogida por Ekos de la Superintendencia de Compañías (SC) y del Servicio de Rentas Internas (SRI), con corte a mayo del 2011, revela que durante el ejercicio fiscal del 2010, el Grupo Empresarial generó 256’319.551 dólares en ventas, 330’926.808 en activos, 103’835.812 en pasivos, y un patrimonio de 227’090.996 dólares.

Empresas públicas 

Las empresas ligadas al Holdingdine no son las únicas que enfrentan un proceso de reestructuración, en ese proceso también están aquellas que si bien están ligadas a la defensa deben pasar a una administración civil porque así lo dispone el mandato constitucional y lo recordó el pasado 25 de abril, el presidente de la República, Rafael Correa, durante una ceremonia castrense en Parcayacu, al noroccidente de Quito.

La Tercera Disposición Transitoria de la Ley Orgánica  de Empresas Públicas también establece que el Comité de Industrias de la Defensa es el encargado de valorar qué empresas deben estar o no bajo el control de las Fuerzas Armadas.

Flopec, Tame, Astinave se convirtieron en empresas públicas y serán administradas por civiles. En ese proceso también están Transnave y dos empresas pequeñas más. Estas empresas caminan a ser primero empresas del Estado.

“Las empresas públicas que están en el Ministerio de Defensa seguirán vinculadas a la defensa”, aseguró Carvajal durante un diálogo con El Telégrafo.

El secretario de Estado afirmó que las empresas que están bajo la administración del personal de las Fuerzas Armadas pasarán a manos civiles, pero para llegar a esa meta se realizarán convocatorias a concursos públicos de selección.

“Las empresas públicas no pueden ser administradas por militares en servicio activo,  aseveró el ministro, al tiempo de indicar que en un concurso pueden participar los militares en servicio pasivo.

Trascendió que a partir de la formalización de las empresas militares en públicas se tomará en consideración de 60 a 90 días para organizar los procesos de selección de las nuevas administraciones.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: