Perú recibirá las experiencias de la Misión Manuela Espejo

14 de diciembre de 2011 00:00

El vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, se reunió ayer con el mandatario de Perú, Ollanta Humala, y suscribió un acuerdo para el intercambio bilateral de información en atención a personas con capacidades especiales.

La reunión, que se celebró en el Palacio de Gobierno de Lima, “sirvió para continuar estrechando lazos entre ambos pueblos hermanos”, destacó la secretaría de prensa presidencial en un comunicado.

En el encuentro participaron también la primera vicepresidenta de Perú, Marisol Espinoza, y los ministros de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo, y de la Mujer, Ana Jara; así como el embajador de Ecuador en Perú, Diego Ribadeneira.

Durante  la audiencia, el presidente Humala  reconoció que en Perú existe un 15 por ciento de población con discapacidad y “de ellos el 50 por ciento está en extrema pobreza, situación que debe cambiar”, dijo.
Por su parte, el Vicepresidente Moreno puso a disposición toda la información y el modelo de gestión de Manuela Espejo aplicado en Ecuador y dijo que consideren al mismo como un soldado más para trabajar por las personas con discapacidad que han sido olvidadas.

“La solidaridad la trasladamos a un pueblo hermano como el peruano, porque el trabajo solidario no tiene propiedad intelectual”, anotó.

Moreno suscribió, posteriormente, con la ministra Jara un Memorándum de Entendimiento para el intercambio de información en materia de atención a personas con capacidades especiales.
Ese acuerdo permitirá intercambiar experiencias científico-técnicas sobre la base de la Misión Solidaria Manuela Espejo.

“Es grato suscribir este acuerdo que sirve para apoyar y tutelar a un sector de la población que ha sido olvidado, como son las personas con discapacidad”, destacó Jara.
Moreno señaló, por su parte, que el convenio fortalece la hermandad entre Perú y Ecuador, y es una muestra de que ambos gobiernos se preocupan de los sectores postergados y olvidados de sus países.

El estudio médico-científico que se realizó en la Misión Manuela Espejo en el país registró y estudió a cerca de 294 mil personas con discapacidad, luego de visitar 1’286.331 hogares, tras 487 días de trabajo al mando de especialistas cubanos y ecuatorianos. Este plan está complementado con el Bono Joaquín Gallegos Lara, que es un reconocimiento económico de 240 dólares para las personas o familiares de los sujetos con discapacidades reconocidas en la Misión Manuela Espejo.

El proyecto solidario también intentan replicarlo en otras naciones sudamericanas como Paraguay, Colombia y Uruguay. Funcionarios de la Vicepresidencia de la República y directores del programa Manuela Espejo ya se han contactado con autoridades de esos países para intercambiar información.

Te recomendamos

Las más leídas