Fallo a favor de Alberto Dahik moviliza a la dirigencia del PRE

22 de enero de 2012 00:00

El pedido del comando nacional del Partido Roldosista Ecuatoriano, reunido ayer en Playas, es contundente: se debe aplicar con Abdalá Bucaram el mismo principio utilizado con el ex vicepresidente Alberto Dahik y, por ende, tienen que anularse los juicios en su contra. 

El asambleísta Abdalá Bucaram Pulley dijo desde este balneario guayasense que si el magistrado Hernán Ulloa Parada declaró nulas las causas iniciadas contra el ex segundo mandatario por falta de autorización del Congreso, con su padre tiene que ocurrir lo mismo.

Dalo, como se conoce al actual líder del partido, felicitó al juez y también al Gobierno por terminar de una vez por todas con un acto de persecución en contra de Dahik.

Recordó que se dio una situación parecida con Jorge Gallardo y Gustavo Noboa, pero aún está pendiente el caso del ex presidente Abdalá Bucaram.

“Hemos analizado con las comisiones jurídicas del PRE el fallo de Ulloa Parada y llegamos a la conclusión de que se debe aplicar lo mismo con mi padre”, recalcó. 

Insistió en que se ha dado la razón a lo actuado por el entonces titular de la Corte Suprema de Justicia, Guillermo Castro, que en su momento declaró nulos los juicios contra Bucaram. “Si vivimos en un estado de derecho, mi padre puede venir mañana mismo al país”, sentenció.

Mientras tanto, tras conocer la absolución del ex vicepresidente de la República, Alberto Dahik, el ex líder roldosista pidió ser tratado igual, en su cuenta de Twitter. 

En la red social escribió que es el momento para que la Corte Nacional de Justicia  lo lleve de regreso a Ecuador antes de su cumpleaños, el 4 de febrero.  

“Señores de la Corte Suprema de Justicia, sean hombres de verdad y llévenme a mi patria. El Ecuador se unirá para exigir igualdad de derechos”, señaló en la web.

Bucaram dijo además, que sus hijos y dirigentes del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) irán el lunes ante la máxima autoridad de la justicia para presentar los documentos que sustentan su pedido.

El depuesto ex mandatario reside en Panamá luego de que fuera derrocado en 1997 por una revuelta ciudadana que cuestionaba los presuntos actos de corrupción que se dieron en su Gobierno.

En abril del 2005, el ex gobernante retornó temporalmente al país tras las providencias dictadas por el ex titular de la Corte Suprema de Justicia, Guillermo Castro, que eliminaban los procesos de corrupción en su contra.

Sin embargo, esos fallos provocaron un levantamiento que causó la salida de Castro y también la caída del ex presidente, Lucio Gutiérrez.

Para mañana el ex vicepresidente Alberto Dahik ha ofrecido explicar al país los argumentos legales por los cuales el juez Hernán Ulloa Parada dispuso la nulidad del juicio seguido en su contra a causa del mal uso de gastos reservados.

Contenido externo patrocinado