Ecuador, 02 de Marzo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El púlpito no será una tarima electoral

El púlpito no será una tarima electoral
25 de marzo de 2011 - 00:00

La Iglesia católica aseguró que las ceremonias religiosas no se convertirán en plataforma política para promover  posturas a favor o en contra del referendo y consulta popular.  A través de un  comunicado,  la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) estableció, ayer, que no son sujetos políticos, por lo cual no mantendrán una tendencia en  el proceso electoral.

El documento, titulado ‘Fortalecer La Democracia’, se elaboró la tarde  del miércoles tras una reunión  de la cúpula católica y  lo suscribieron  Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil y Presidente de la CEE; y Ángel Sánchez, obispo de Guaranda y Secretario General de la organización religiosa.

En el comunicado plantea que  el  fortalecimiento de la democracia se logrará  a través de  un  voto consciente y considera indispensable: la independencia  de las distintas funciones del Estado,    pues su autonomía es la garantía de un auténtico Estado de Derecho;  la reestructuración de la  Función Judicial desde criterios éticos y profesionales y con clara independencia política; y la libertad de expresión, de información y de empresa, sin las cuales no es  posible ejercer una  leal y fecunda participación en la vida privada del país.

Sánchez reiteró que el análisis y posterior elaboración del comunicado se dio  tras determinar que existen dos graves emergencias  que van en contra del buen vivir. Por una parte, la ola delictiva que amenaza  a los ciudadanos; y  las dificultades surgidas entre los  poderes del Estado, restando espacios a la participación ciudadana.

El documento además apela  a las  organizaciones  e instituciones sociales, políticas y educativas, sin  incluir a las religiosas, para que   abran en todo el país espacios para el diálogo, de tal manera que la ciudadanía pueda conocer a ciencia cierta los argumentos a favor del sí o del no, con sus respectivas consecuencias.

La Iglesia resalta que  en el contexto  social, económico, jurídico y político la consulta y el  referendo  representan  un espacio para brindar una opinión vinculante sobre diversos temas y “no faltan actores políticos que denuncien un indebido proceso de reforma a la propia Carta Magna”.

Al respecto, monseñor Néstor Herrera manifestó que  los resultados que se obtengan en la consulta y referendo serán responsabilidad  de la ciudadanía. “El riesgo de la consulta o referendo se presenta cuando la ciudadanía no reflexiona  sobre el voto, “la democracia se debilitaría  si no hay una participación consciente del pueblo, que  no solo exprese sino que asuma lo que expresa”.

Convivencia pacífica

En otro tema, Sánchez dijo que tras ser nombrado como  delegado pontificio de la Iglesia en Sucumbíos espera que las relaciones armónicas con los ciudadanos y el Estado continúen su curso.

El Obispo agregó que la Iglesia, tras considerar que él sea el nuevo delegado en Sucumbíos, en lugar de un representante de Los Heraldos del Evangelio,  permite mantener la confianza  y  contar con la seguridad y  la predisposición  para  una  convivencia pacífica entre todos, no sólo entre creyentes, sino entre todos los ciudadanos.

El religioso asegura que está trabajando junto a sus colaboradores en una evaluación de la situación de Sucumbíos y los posibles proyectos que se puedan emprender en el lugar. Y considera que no será necesario que él cambie de domicilio.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media