Un ejemplar de lobo marino fue rescatado de una camaronera ayer

Ambiente vigila a elefante marino

- 25 de octubre de 2017 - 00:00
Foto: Cortesía @Ambiente_Ec

Tras casi 48 horas se logró encaminar al mirounga -elefante marino-, que apareció el lunes en aguas del río Milagro, a un kilómetro del cantón Yaguachi, en la provincia de Guayas.

Según informó el Ministerio del Ambiente, a través de su cuenta de Twitter @Ambiente_ec, el animal ingresó la noche del lunes al río Babahoyo, afluente que tiene un mayor caudal que el río Milagro, donde fue encontrado en la mañana de ese mismo día. El seguimiento lo realizaron los biólogos de la institución.

Con el paso de las horas el esfuerzo del personal de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas que también colaboraban con el rescate, logró que el elefante marino se encaminara al Golfo de Guayaquil para que regrese por el mismo sitio que -se presume- ingresó.

Estos ejemplares viven al norte del continente o en la costa oeste de Norteamérica, entre México y el estado de California y en Alaska. Los elefantes marinos también se reproducen en el sur de América desde la Tierra del Fuego chilena, hasta las costas de la Patagonia argentina, pasando por las Islas Malvinas, islas Georgias del Sur, Antártida, islas Kerguelen llegando al sur de Australia y Tasmania.

Ayer, también la unidad de la Policía de Medio Ambiente informó que se rescató y liberó en alta mar a un espécimen de lobo marino que habría sido arrastrado por la corriente, producto de esto se quedó varado en una camaronera.

Los machos adultos de este género habitualmente pesan unos 300 kg, el doble de las hembras, que paren una cría cada 12 meses. El pasado 13 de septiembre, otro de estos animales fue rescatado de una vivienda en Daule, pero en esa ocasión el lobo marino murió. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: