Entrevista / José Vicente Ponce / periodista y relacionista público

"No oculto mi amor por Barcelona"

- 16 de julio de 2016 - 00:00
Foto: Cortesía FACSO

Desde pequeño narraba partidos imaginarios. Siempre emuló a Petronio Salazar y a Pepe Murillo.

El compromiso por informar, y que su labor profesional sea reconocida a lo largo de su carrera como comunicador social, ha hecho de José Vicente Ponce un periodista con alto porcentaje de credibilidad. Apasionado de las redes sociales, herramientas tecnológicas que le permiten informar e interactuar con sus seguidores.

Desde hace 5 años forma parte del equipo periodístico de CRE Satelital, en el programa En Directo. También su paso por Ecuavisa en donde laboró cerca de 28 años ininterrumpidos.

Siempre tuvo la certeza de que quería ser periodista...

Parece mentira, pero de pequeño  quería ser médico. Jugaba con mis hermanos, los atendía en el consultorio y les recetaba los medicamentos. A mí lo que me impactó fue el campeonato de Barcelona en Machala. La ‘chilena’ de Ephanor y la euforia que se vivió. Nunca había vivido algo así. La gente gritaba, lloraba. Luego de eso comencé a escuchar mucho la radio, programas deportivos, y pensé en ser narrador. Yo decía que quería narrar los goles como Petronio Salazar, Pepe Murillo o Alfonso Chiriboga, todos de CRE.

¿Sus padres apoyaron ese deseo?

Mi papá falleció cuando yo era muy pequeño, tenía 5 años. Ya a los 13, cuando decidí lo que quería ser, mi mamá me decía que estaba loco porque yo narraba los goles imaginarios en mi cuarto. Me pedía que no hiciera bulla. Mi mamá me obligó a que estudiara un bachillerato técnico en el colegio Simón Bolívar, pero cumplí con mi madre, fui bachiller técnico. Luego de un tiempo habían llamado del colegio diciendo que había sido seleccionado para una prueba en Ecuavisa. Fuimos 5 los llamados a rendir la prueba y me quedé por 28 años, gracias a Dios. Luego, mi madre al ver que tenía trabajo seguro, me dio todo su apoyo cuando me matriculé en Facso.

¿Cómo fue su primera experiencia dentro de un medio de comunicación?

Yo tenía mis grabaciones de audio, las narraciones de los goles que yo practicaba en mi cuarto. Así que un día llegué a CRE con la ilusión de hacer escuchar a Petronio Salazar, pero justamente mi amigo Ricardo Doylet se había adelantado y en ese momento no necesitaban a un reportero. Bajé con pena, fui también a Atalaya pero con el mismo resultado negativo. Entonces visité Radio Cristal y fue Alejandro Zambrano quien me escuchó, comencé como reportero de aquella estación radial.

¿Cómo llega a CRE Satelital?

Fue por la Copa América de Argentina en el 2011. Recibí la invitación de mi amigo Joselo Sánchez, ya que él estaría cubriendo la competición. Además, una chica que trabajaba en el programa se iba a otro trabajo y se me dio la oportunidad.

 ¿Qué rescata de su trayectoria profesional?

Rescato los 30 años de trayectoria que tengo. El reconocimiento que he alcanzado dentro de los medios (radio y televisión), el respeto y cordialidad con los colegas. Me gusta cuando los taxistas me escuchan y reconocen mi voz. Era voz en off en Ecuavisa y en el año 2005 salí frente a las cámaras. Rescato la credibilidad y el compromiso con los oyentes y seguidores ahora en las redes sociales.

Usted estuvo ligado al BSC como RRPP, ¿cómo llegó a  ese cargo y a qué se debió su salida?

Fue una experiencia distinta y muy buena que me tocó, porque nunca había hecho relaciones públicas. Esto fue después de mi salida de Ecuavisa, cuando solo estaba dedicado a la radio. Recibí en abril de 2015 una llamada de parte de José Francisco Cevallos para que lo ayude en la campaña como relacionista público, me sorprendió mucho. Yo soy seguidor de Barcelona desde pequeño y eso nadie lo puede negar, tengo una afinidad con Barcelona.

Asumí el reto de las relaciones públicas como profesional durante tres meses; fue una campaña durísima, parecía una campaña política y tuvimos que batirnos incansablemente y logramos el objetivo que era ganar la presidencia. Lo prometido fue que yo sería el RRPP oficial de Barcelona; sin embargo se dieron cosas que no me gustaron; por ejemplo, el personal anterior iba a continuar, yo iba a trabajar con ellos. Y yo quería un cambio. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: