Los locales con este servicio se han incrementado

La electroestimulación es una opción para estar en forma

- 16 de julio de 2016 - 00:00
El sistema trabaja de forma activa y los músculos reciben estimulación a través de electrodos, mientras se realiza un trabajo físico específico.
Cortesía UCSG

Existen diversas actividades para estar en forma. Una opción diferente y, sobre todo, para personas que tienen poco tiempo es la electroestimulación muscular, un método que requiere de 20 a 25 minutos de ejercicio por sesión, una o dos veces a la semana. El resultado es similar al que se obtiene realizando ejercicios diarios.

Para ello se han implementado locales con esta novedosa oferta.

EFit (estimulación eléctrica) cuenta con 3 locales en la ciudad: en Urdesa, Samborondón y Vía a la Costa. Guillermo Lara, distribuidor de EFit para Ecuador, comenta que los ejercicios buscan que el cerebro moldee el músculo, lo mismo que la máquina manda a hacer. De esa manera se engaña al cuerpo y sigue activado después de hacer la sesión de electroestimulación: el metabolismo se acelera y se siente como si se estuviera realizando ejercicio”, dice Lara.

En EFit se realiza 25 minutos por sesión, máximo 2 veces a la semana, con intervalos de 2 días. Lara comenta que se trabajan 350 músculos al mismo tiempo; acudir a 2 sesiones por semana equivale a hacer una semana de gimnasio.

Para ejercitarse se utiliza una licra especial para la conducción de la electricidad que permite que el impulso eléctrico penetre sin problema. Luego se coloca el traje de electrodos humedecido. El uso de zapatos es opcional, pero es recomendable usarlos.

Danny Mayorga, de EFit Urdesa, indica que en esta actividad se trabaja todo el cuerpo. Además facilita moldear la parte abdominal y fortalecer músculos de la espalda y oblicuos. Esta última parte se les dificulta mucho en el gimnasio.

“Es una técnica que utiliza corriente eléctrica para causar una contracción muscular similar a los impulsos que envía el sistema nervioso”, así define a la electroestimulación muscular Johanna Chaw, una de las propietarias de Smartfitness.

Los electrodos se conectan a una máquina donde se los gradúa. Estos se ubican en las zonas musculares del cuerpo, como pectorales, glúteos, pantorrillas, abdomen, brazos, espalda alta y media baja.

“Al segundo y tercer día aún sentía dolor muscular y me di cuenta de que era efectivo”, indica la deportista Paola Gamboa, quien acude a Smartfitness desde diciembre de 2015. Para ella es un complemento de su entrenamiento. Asegura que gracias a la electroestimulación su cuerpo se tonificó más rápido, pues cuando ingresó tenía 6 meses de haber dado a luz.

Mujeres embarazadas, personas con marcapasos, hernia abdominal o inguinal, presión arterial alta descontrolada, epilépticos o diabéticos pueden realizar este tipo de tratamiento. “Para personas que tienen hernias discales esto es ideal porque al ejercitarse con electroestimulación tonifican la espalda y eso hace que tengan menos dolor. Alivia el estrés y fortalece todos los músculos de la espalda”, indica Johanna Chaw.

Smartfitness además de su local ubicado en el C.C. La Torre, cuenta con una sucursal en Quito.

En Go Fit, ubicado en el Edificio Xima, vía Samborondón, la alimentación, el descanso y el ejercicio son los tres pilares fundamentales, indica su propietaria, Silvia Allue.

En este centro los planes de electroestimulación incluyen nutricionista y un fisioterapeuta. “Es una excelente opción para quienes no hacen deporte y les cuesta empezar; es ideal para personas ocupadas”, indica Allue. Se puede realizar desde los 18 años y no genera desgaste de los músculos. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: