El invierno acelera el desgaste de las calles

- 24 de marzo de 2019 - 00:00
En la calle Esmeraldas, maquinaria del Cabildo trabaja en el arreglo del carril que la ATM dispuso para uso exclusivo de los buses urbanos.
Foto: David Guerrero / ET

Ingenieros civiles consultados también señalan las técnicas de bacheo y la planificación vial como factores que afectan a las avenidas más transitadas.

Calles, avenidas... Incluso los pasos elevados de Guayaquil, durante las últimas semanas, presentan un mayor desgaste sobre la capa de asfalto que utilizan como elemento base.

Los ejemplos de esta situación pueden verse en las que son consideradas como las vías más transitadas: 25 de Julio, Quito, Juan Tanca Marengo, Assad Bucaram, Portete, entre otras.

Además, calles como Esmeraldas y Los Ríos ingresaron a la lista de vías desgastadas desde que la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) dispuso corredores para buses en esos sitios.

Para ingenieros y urbanistas consultados, la presencia de los baches obedecen a factores como la lluvia, la calidad del asfalto, la técnica de bacheo y la planificación vial.

En reitaradas ocasiones, el Municipio local ha referido que la calidad del asfalto que provee Petroecuador es baja y resalta cómo el producto importado es de mayor calidad y durabilidad, como ocurre en la vía Perimetral, donde se usó producto peruano y existen menos imperfecciones pese a que es un lugar altamente transitado.

“Uno de los peores enemigos del asfalto es el agua”, comentó Walter Mendoza, exvicepresidente del Colegio de Ingeniero Civiles del Guayas.

Si la lluvia cae a todo lo largo y ancho de la calle, ¿cómo es que solo se presentan baches en determinados puntos?

Mendoza indica que toca poner atención en los detalles. “Hay que fijarse en si los huecos están bajo un lugar que dirige el agua con mayor fuerza en un solo punto, como las luminarias y desagües de casas altas”, dijo.

Otro factor es la técnica de bacheo. Julio Peña, ingeniero civil y exasesor en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, explicó que aún si el asfalto es de buena calidad, “si es mal aplicado sobre la base, o las bases fueron mal compactadas, al final habrá un pésimo resultado”.

Mientras que para Natalie Wong, decana de la Facultad de Arquitectura e Ingeniería Civil en la UEES, además de las lluvias y la calidad del asfalto también debe considerarse la planificación urbana y vial.

No todas las calles están diseñadas para soportar tráfico pesado y esa es la razón del desgaste en casos como las calles Esmeraldas y Los Ríos. “Han dado más prioridad de la debida a los automotores”, aseguró Wong.

En 2018, el Cabildo invirtió $ 99,4 millones en pavimentación de calles y obras menores. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: