Entidades tratan de evitar riesgos en quema de viejos

27 de diciembre de 2011 - 00:00

Los titulares de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) ayer hicieron la presentación de las medidas de contingencia que se adoptarán para los próximos tres días de feriado nacional.

Como parte de este programa   llamado “Plan Nacional de Contingencia” se  vigilará el uso de camaretas y otros artefactos explosivos fabricados de forma clandestina para la quema del tradicional “año viejo”.

Desde noviembre hasta hoy la SNGR impartió mensajes preventivos a través de 82 brigadas técnicas que visitaron 772 centros educativos, trabajando con 175.323 estudiantes a nivel nacional.

Para responder en caso de atención hospitalaria por quemaduras u otro accidente se contará con 1.031 unidades móviles que incluyen ambulancias, unidades de rescate, patrulleros y motobombas. 

Este plan se iniciará el viernes 30 y finalizará el 4 de enero. Trabajarán 242 funcionarios de la SNGR, 16 operadores de maquinaria,  y 441 voluntarios de la Cruz Roja.     

Una prueba  realizada en días pasados por el Grupo de Intervención y Rescate (GIR) y la Escuadra Antibombas demostró que  las camaretas, cohetes, silbadores, diablillos, entre otros, pueden causar daños irreversibles en manos, rostro y diferentes partes del cuerpo, dejando huellas físicas imborrables e incluso mutilaciones.

En la demostración, el explosivo denominado “tumba puertas”, con una carga aproximada de 15 gramos de pólvora negra, fue colocado al interior de un pollo y de una sandía, los mismos que explotaron y se fragmentaron en varios pedazos, luego del fuerte estruendo.

“Esto es lo que ocurre cuando una de estas camaretas explota en las manos o cerca del rostro de una persona”, indicó  el capitán Freddy Jara, del Escuadrón Antibombas.

Por ello, la institución hizo seis advertencias puntuales que los ciudadanos deben tener en cuenta: impedir que los niños usen  materiales explosivos, no sacar el contenido del interior de los citados elementos, no prender  esos artículos cerca de materiales inflamables, no guardarlos en la ropa ni en los bolsillos, evitar guardarlos en casa porque provocan incendios y alejarse de los gases tóxicos que emanan al encenderse.

Según el artículo 25 de la Ley de Defensa Contra Incendios, a quienes se encuentren reventando o comercializando petardos  se les sancionará con multas de dos salarios mínimos vitales y prisión de 6 a 15 días.

Por otro lado,   la Secretaría de Gestión de Riesgos  informó que los bañistas que viajen a las playas  el fin de semana no encontrarán las olas encrespadas por el aguaje. Sin embargo, señaló que deben andar con precaución, porque el morir ahogado  en el mar constituye uno de los riesgos que más se ha presentado durante feriados anteriores.

En el transcurso de  estos  días, no se presentarán aguajes en las costas del país, ya que se registraron durante el pasado fin de semana, anunció la secretaria, María del Pilar Cornejo. 

Pese a que  solo habrá  oleajes de baja magnitud, Cornejo recomienda a los turistas  no nadar contra la corrientes sino de forma paralela a la playa, así como  preguntar por el tipo de playa y la peligrosidad de las corrientes a los lugareños.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP