15 de noviembre de 1922, la protesta que terminó en dolor

- 15 de noviembre de 2018 - 00:00
Ilustración: El Telégrafo

Se cumplen 96 años del suceso que enlutó a la clase trabajadora. Las calles de Guayaquil se convirtieron en el escenario de disturbios y un número indeterminado de ciudadanos pereció a manos de la fuerza pública.

Para la clase obrera del país, el 15 de noviembre de 1922 se escribió una de las páginas más trágicas. Fue durante el gobierno de José Luis Tamayo cuando una aguda crisis económica generó el descontento popular.

Días antes, Guayaquil se convirtió en el escenario de masivas olas de protestas del sector laboral, que llegó a paralizar servicios públicos.

La caída de las exportaciones (de cacao, principalmente) y la acelerada inflación y la devaluación del sucre (la moneda oficial de la época) provocaron una aguda recesión.

Desde los primeros días de octubre de aquel año, las calles fueron tomadas por decenas de obreros y, a diario, se sumaron artesanos, mujeres que exigían del Estado la jornada de ocho horas y estabilidad laboral. La participación femenina durante las manifestaciones también fue determinante.

Se desconoce con exactitud el saldo que dejó la represión de la protesta por parte de la fuerza pública. Solo queda como testimonio la novela Las cruces sobre el agua, obra del escritor guayaquileño Joaquín Gallegos Lara, que reseñaba el escenario en una parte de su escrito.

Esta fecha es recordada todos los años por agrupaciones de trabajadores. Este jueves 15 de noviembre se prevé un acto simbólico en el cual se arrojarán ofrendas florales al río Guayas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: