Xavi Hernández, secundario, pero imprescindible

- 08 de octubre de 2014 - 00:00
Foto: Internet.

El capitán del Barcelona estuvo a punto de marcharse en el pasado verano, pero decidió quedarse y adaptarse a un nuevo rol secundario. Aunque las alineaciones de Luis Enrique hagan pensar lo contrario, Xavi Hernández continúa siendo imprescindible para el juego del FC Barcelona. No es fácil para una estrella del fútbol mundial aceptar que su brillante etapa en el deporte está llegando a su fin, y menos cuando los elogios de la prensa, aficionados y gente del entorno deportivo continúan lloviendo a raudales. Pero Xavi es diferente.  

El capitán del Barça, del cual se especuló una salida en dirección a Qatar o Estados Unidos en verano pasado, está participando esta temporada de una forma muy diferente a lo que nos tuvo acostumbrados los últimos 10 años. Xavi, al que siempre hemos visto en el césped dirigiendo a uno de los más espectaculares equipos de la historia del fútbol, sabe que sus mejores años al frente del Barcelona ya han pasado y, sin embargo, decidió quedarse para formar parte del nuevo proyecto que Luis Enrique inició en junio sabiendo, además, que su rol cambiaría radicalmente.  

El profesionalismo de Xavi Hernández y el amor por los colores blaugrana fueron superiores a la posibilidad de obtener un retiro dorado sin la exigencia de la alta competición, por lo que decidió permanecer en el club de su vida una temporada más y ayudar en la reconstrucción de un equipo ganador.  

Avisado por el entrenador a principio de curso, Xavi asumió que su papel no sería el mismo. De titular indiscutible, el ‘6’ ha pasado a ser uno más en la lucha por un puesto en el once y con 235 minutos es el decimoquinto futbolista más usado de la plantilla o, dándole la vuelta, el séptimo menos usado de 21 disponibles, sin contar al sancionado Luis Suárez y al lesionado Vermaelen, que todavía no han debutado.

Sin embargo, el capitán sabe que su físico no es el mismo que hace 2 o 3 temporadas y que sus lesiones de tobillo le han perjudicado en el rendimiento de los dos últimos años, con lo cual se ha visto obligado a aceptar la suplencia y a no molestarse por no disputar los 90 minutos cada fin de semana. “Intento asimilar mi nueva situación en el equipo, quiero jugar y sentirme útil. Me tengo que adaptar, el equipo está por encima de cualquier individualidad”, explicó Xavi la semana pasada.  

Pero lo cierto es que Xavi Hernández sigue siendo imprescindible en el terreno de juego. Los mejores minutos del Barça esta temporada han sido con él en el césped, con el balón pasando por sus botas, llevando la batuta de un equipo que continúa deseando que su metrónomo no se vaya nunca.

Cuando Xavi salta al campo todo cambia. Si el equipo se siente atascado, si le cuesta generar ocasiones, si el rival está encerrado o si la circulación de balón es demasiado lenta, el líder entra y lo arregla, como sucedió en Villarreal.

Ante el Granada y este fin de semana en Vallecas ante el Rayo Vallecano, Xavi fue titular y el equipo lo notó. El balón rodó con rapidez e Iniesta se movió con mucha más libertad. Con Xavi, Messi es más Messi. El argentino no se siente obligado a retrasar su posición para recibir en línea de medios, iniciar la jugada y tener que correr muchos más metros hasta la portería, sino que arranca desde tres cuartos de campo con la seguridad de recibir el balón en una posición mucho más peligrosa. Y todo esto gracias a Xavi.

El nivel del capitán blaugrana en los pocos minutos obtenidos es altísimo, y seguirá siéndolo si su mentalidad continúa asumiendo su nuevo rol. Aunque sea secundario, Xavi sabe que es imprescindible. 

Barcelona y Espanyol no jugarían la liga

El FC Barcelona y el RCD Espanyol “no jugarían en la Liga” española en caso de que Cataluña se independizara según la legislación vigente, explicó ayer Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP).                 

Tebas aseguró que la Ley del Deporte en vigor en España no permite por el momento que clubes de estados extranjeros jueguen en España, excepto los equipos del Principado de Andorra.

“Barcelona y Espanyol no jugarían la Liga española si se independiza Cataluña”, aseguró el directivo.

Según Tebas, habría que “modificar” la ley para permitir que Barça y Espanyol, que formaron parte de los clubes fundadores de la primera división española en 1928-1929, pudieran seguir compitiendo en el campeonato español, y lo mismo ocurriría con los equipos de segunda división como el Llagostera, el Girona y el Sabadell.

“Para esa modificación tendría que haber una votación en el Parlamento y habría que ver si el sector afectado estaría de acuerdo o no”, advirtió.

Cataluña, rica región del noreste de España y muy celosa de su identidad, mantiene un conflicto abierto con el Gobierno central español, que se opone a la celebración el 9 de noviembre de una consulta popular sobre la independencia.   

El gobierno conservador de Mariano Rajoy considera que dicha consulta viola la Constitución y que solo el conjunto de los españoles puede decidir sobre el futuro del país.   

El Barça y el Espanyol, clubes emblemáticos de Barcelona, participan ya en la Copa Catalunya, considerada como la heredera del difunto Campeonato de Cataluña, una competición que se jugó hasta finales de los años 1930.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: