River Plate rechaza jugar la final ante Boca en el Bernabéu

- 01 de diciembre de 2018 - 15:41
EFE

La final de la Copa Libertadores de América 2018 se jugaría en el Estadio Santiago Bernabéu, propiedad del club español Real Madrid. Sin embargo, el conjunto argentino de River Plate expresó su rechazo a disputar el cotejo ante Boca Juniors en Madrid.

A través de un comunicado difundido la mañana de este sábado 1 de diciembre, el cuadro de la banda roja manifestó que no es correcto cambiar la sede del partido. Para River el juego debe realizar en su estadio.

La final de vuelta establecida para el 24 de noviembre tuvo que posponerse por la agresión de un grupo de hinchas contra el bus en el que se trasladaba Boca hacia el Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti.

La Confederación Sudamericana de Fútbol  (Conmebol) dictaminó que el encuentro se dispute en España el domingo 9 de diciembre, a las 20:30 (14:30 de Ecuador). De esta manera esperan que se precautele la seguridad del espectáculo.

River rechaza asistir al Bernabéu porque así se “desnaturaliza la competencia” y se perjudica a sus aficionados que compraron una entrada para la final suspendida.  “Afecta la igualdad de condiciones a partir de la pérdida de la condición de local”, añade la escuadra bonaerense en su comunicado.

Boca empató de local 2-2 con River en el encuentro de ida. Su clásico rival exhorta a la Conmebol que le permitan jugar en casa contra los ‘xeneixes’. “Más de 66 mil asistentes  al estadio aguardaron pacientemente durante alrededor de ocho horas”, agrega el pronunciamiento.

Esos aficionados verían afectada su posibilidad de acudir al partido en Madrid, dado que la decisión de Conmebol negaría “injustificadamente la posibilidad de presenciar el espectáculo”.

River puntualiza que los hechos registrados no fueron responsabilidad del club, sino un fallo en la seguridad externa al anillo perimetral del Monumental. Tampoco creen que la final más importante del fútbol argentino deba disputarse en el exterior.

De la otra orilla, Boca ha señalado su inconformidad con jugar debido a que reglamentariamente deberían recibir la copa. Los seis veces campeones de América recuerdan que en 2015 fueron descalificados por un acontecimiento similar, que en ese entonces ocurrió en el Estadio La Bombonera.

La Conmebol mantiene como sede al escenario deportivo del Real Madrid, pese a que incluso el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, manifestó que tiene dudas si la final se jugará en Madrid. (D)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: