Raphael, un ídolo atemporal

- 02 de abril de 2018 - 00:00

Juan Carlos González, Jorge Vega y María Dolores Izquierdo resumen sus gustos por el artista español que cantará en Guayaquil en mayo próximo.

Pocos artistas en el mundo pueden presumir de casi 60 años de una carrera exitosa y Raphael Martos es uno de ellos. El llamado ‘Niño de Linares’ mantiene su esencia musical, ajustándose a los ritmos y sonidos de moda. Ha pasado por la balada, el pop, el tango, rancheras, rock, folclor, villancicos y hasta ha sonado en versión sinfónica. 

En sus propias palabras, sigue “igual de loco por cantar”, como reza una de las canciones de su último disco, Infinitos Bailes.

Esto lo ha hecho merecedor de miles de fanáticos de varias generaciones, como Juan Carlos González, un universitario de 20 años que sigue al intérprete de ‘Toco madera’ desde que era un adolescente.

“Me cambié a la casa de mi abuela después de que ella falleció y, entre sus cosas, descubrí algunos discos de Raphael. Me enamoré de temas como ‘Un muñeco de madera’, ‘Payaso’, ‘Gitano’, ‘Piel Canela’, ‘La última noche’, ‘Ansiedad’ y me gustó tanto que, desde entonces, comencé a escucharlo más y más. Es mi artista favorito”.

Este guayaquileño asegura que, aunque también disfruta de la música de cantantes jóvenes de su generación, encuentra en Raphael la autenticidad de un “verdadero artista”, el que “nunca te decepciona, cante lo que cante”.

Este criterio es compartido por el percusionista Jorge Vega, de 35 años, un fanático a muerte del ‘Torbellino de la Alameda’, desde que estaba en la “cuna”.

“Es el artista favorito de mi mamá, y mi papá tenía varios de sus discos de acetato. Yo los escuchaba cada vez que ellos lo hacían y, con los años pude ver que me encontraba ante un artista completo; un hombre que tiene un excelente performance, una voz extraordinaria y un dominio escénico único. Creo que las vivencias de mis padres, más lo que yo pude constatar, me dieron las razones perfectas para hacer de Raphael mi artista favorito”, resalta el músico.

Como percusionista, compositor y arreglista Vega “estudió” la música del intérprete de ‘Qué sabe nadie’ por el aporte que este le da a la música. “Toda esa expresión musical que tiene Raphael es digna de estudio; cualquiera no hace lo que él ha hecho y sigue haciendo. Es por eso que sigue pasando el tiempo y suma más seguidores en el mundo”.

“No quiero desmerecer a los cantantes de ahora, pero todos sabemos que la industria de hoy no es la misma de hace años. Ahora todo es de fácil consumo y no se apela a la sensibilidad, a los sentimientos ni mucho menos a lo musical, como lo hace él. No estoy diciendo que conserva la misma voz de antes, pero sigue siendo potente, llena de matices y logra transmitir lo que está cantando”.

Vega recuerda el disco Raphael, de vuelta, que lanzó después de su operación (trasplante de hígado) que dejó a todos sorprendidos, porque su calidad musical seguía intacta. “¿Sabes por qué? Por ese amor que él tiene por su carrera, por su música, por su gente y su familia. Raphael se cuidó más porque es alguien que ama lo que hace y eso se evidencia en el escenario”.

María Dolores Izquierdo, de cabellera blanca, es viuda. Se enamoró de su esposo (+) con la música de Raphael.

“Yo lo encontraba tan atractivo por esa manera de presentarse que a todas las jovencitas nos traía de los pelos. Recuerdo que la primera vez que lo vi fue en un concierto que ofreció en una carpa. Ahí conocí a mi esposo, nos casamos al año siguiente y nos fuimos a vivir a Estados Unidos. Lo vimos en Nueva York. En tres ocasiones que regresé al país coincidí con sus presentaciones en Guayaquil. ¡Qué suerte la mía! Siempre fui a verlo con mi esposo y desde que enviudé mi hermana me acompaña. Se que esta no será la última vez”. (I)

Uno de los mejores discos de su carrera
En noviembre del año pasado el disco Infinitos bailes irrumpió en la escena musical latina. Su intérprete, Raphael, el consentido de España, una vez más certificó oro en pocas semanas y elevó este trabajo a las estanterías de colección. Este material tiene 14 canciones de compositores, generalmente. de  nuevas generaciones. Entre ellos la mexicana Paty Cantú.

El disco también cuenta con composiciones de Enrique Bunbury, con quien colaboró en más de dos ocasiones. Además están la de:  Dani Martín, Manuel Carrasco, Rozalen, Pablo López, Vanesa Martin, Iván Ferreiro, Mikel Izal, Paco Cifuentes, Virginia Maestro, Jorge Marazu, Vega y Diego Cantero.

En diálogo con la prensa internacional, el ‘Divo de Linares’ aseguró que este disco está entre los diez mejores de su prolija carrera y que el tema ‘Igual, loco por cantar’ es una radiografía de lo que es en la escena musical. “Estoy seguro de que cuando la gente lo escuche sabrá por qué lo digo y me conocerá mejor”, manifestó.

Raphael cantará en Guayaquil el próximo 3 de mayo, a las 20:30, en el Centro de Convenciones. Las entradas están a la venta en puntos de Ticketshow. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: