La angoleña Leila Lopes es la nueva Miss Universo

13 de septiembre de 2011 - 07:00

La candidata de Angola, Leila Lopes, fue coronada anoche Miss Universo 2011 en la sexagésima edición del concurso celebrado en Sao Paulo y se convirtió así en la primera representante del país africano en alzarse con el título.

La belleza de ébano, de 25 años y 1,79 de altura, se alzó finalmente con el cetro de reina universal y arrancó el aplauso del público brasileño, que en todo momento mostró un firme apoyo a la angoleña.

Estudiante de administración de empresas, Lopes, vestida con un traje de color champán, no pudo contener el llanto cuando fue proclamada sucesora de la mexicana Ximena Navarrete, Miss Universo 2010.

Leila Luliana da Costa Vieira Lopes calificó de "sueño" haber conquistado el título, en sus primeras declaraciones tras conocer el fallo del jurado.

La aspirante de Ucrania, Olesia Stefanko, y la representante de Brasil, Priscila Machado, se clasificaron en segundo y tercer lugar respectivamente como virreina y primera princesa.

Antes de ser proclamada bella entre las bellas, la nueva Miss Universo tuvo que enfrentarse, junto a otras cuatro finalistas, a una pregunta del jurado, que pidió que señalara qué parte de su cuerpo cambiaría si tuviera la ocasión.

Lopes aseguró con frescura que se sentía "muy satisfecha" con su apariencia y apostilló que se veía a sí misma como una "chica muy bonita por dentro".

Además de la angoleña y las candidatas de Brasil y Ucrania, las representantes de China, Luo Zilin, y de Filipinas, Shamcey Supsup, se clasificaron entre las cinco finalistas.

Entre las  16 semifinalistas se encontraban seis latinoamericanas.

La gala arrancó con rigurosa puntualidad a las 22.00 hora local (01.00 GMT del martes) con la aparición de las 89 candidatas, quienes por orden alfabético se presentaron una a una por nombre, país de procedencia y edad entre los calurosos aplausos de un público entregado que abarrotaba el auditorio Credicard Hall, sede de la gala.

Las candidatas, que desfilaron en traje de baño y vestido de noche, apostaron por los blancos, beiges, amarillos y rojos y despreciaron el negro, uno de los colores más escogidos tras la caída del sol.

La ceremonia, celebrada por primera vez en Brasil, contó con abundantes guiños al país anfitrión, como las actuaciones de las artistas brasileñas Claudia Leitte y una sensual Bebel Gilberto, que se encaramó a un piano al son de sus registros vocales.

El evento también dejó espacio a la samba y al berimbau, instrumento que justamente es originario de Angola y que se usa en las presentaciones de capoeira.

No le teme al racismo y promete trabajar por África

Tras coronarse como la mujer más bella del mundo, Lopes afirmó quiere trabajar por los necesitados de África y aseguró que no teme ser víctima del racismo por el hecho de ser negra.

"Pienso trabajar por mi continente. Como Miss Angola trabajaba con programas en favor de los niños desamparados, personas con sida y ancianos", manifestó Lopes en la primera rueda de prensa que dio en la madrugada de este martes como soberana universal.

"Felizmente el racismo no me afecta. Creo que las personas racistas son las que tienen que buscar ayuda por pensar de esa forma", expresó la "soberana" a la prensa.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP