Los hoteles ofertan cenas y eventos para despedir el año

Dejar la tradicional cena en casa y unirse a los festejos en otros lugares es una tendencia que cobra impulso en Ecuador. Las ofertas son variadas y con precios para todos los presupuestos.
30 de diciembre de 2018 00:00

A pocos días de que termine el año, las calles ecuatorianas ya se llenan de años viejos, caretas, disfraces, uvas, y prendas de vestir amarillas y rojas para las diferentes cábalas.

En esta fecha de reunión familiar, es común que se celebre una cena previo a la fiesta para dejar atrás el año que fenece y recibir con alegría una nueva época.

Aunque la fecha se caracteriza por el reencuentro familiar, celebrar en eventos preparados en hoteles y centros de diversión es una tendencia que va cobrando fuerza en el país. Las reservaciones ya casi están copadas y las ofertas son múltiples.

Es que pasar las fiestas fuera de casa evita cocinar, limpiar y rompe con la rutina. Encontrarse con amigos, relajarse y disfrutar de shows están dentro del menú.

En el Hotel Marriot de Quito, la propuesta es una White Party (fiesta blanca). La cita iniciará desde las 20:00 del 31 de diciembre hasta las 04:00 del 1 de enero. La fiesta estará amenizada por un DJ y habrá música en vivo y juegos pirotécnicos. La cena será gourmet y su costo es de $ 175 por persona.

En Guayaquil, el hotel Sheraton ofrecerá una variedad de carnes y mariscos, además de múltiples opciones de postres. Los eventos serán en tres diferentes salones, cada uno con shows en vivo, área para la quema de monigotes y servicio de guardería. Los precios van de $ 40 a $ 75.

Mientras que en Cuenca, se ha preparado una recepción especial en el centro de convenciones de Mall del Río que incluye como cena un buffet, barra libre y se sortearán premios. La fiesta será amenizada por la orquesta Sonora Dinamita y el valor será de $75 por persona.

La ciudadana peruana Lesly Cifuentes comentó que ha optado por participar de una de las ofertas de los hoteles, puesto que se encuentra en el país por trabajo junto a su esposo y su hija, y no podrá reunirse con sus familiares. Para ella, la mejor opción es participar de estas alternativas. (I)

La propuesta del hotel Marriot para despedir el año es una fiesta blanca con música en vivo y juegos pirotécnicos.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado