Feria ‘De la mata a la mesa’ atrae a cientos de consumidores en Quito

- 09 de noviembre de 2019 - 13:08
Se realizó feria en Quito en apoyo a productores agrícolas.
Fotos: Yurien Portelles / et

La venta de productos agrícolas como papas, habas, brócoli, y también de cuyes, miel, bebidas, artesanías, entre otros, con la presentación de danzas y de una banda de pueblo atrajeron a cientos de personas a la Feria ‘De la Mata a la Mesa’, realizada este sábado 9 de noviembre de 2019.

Esta es una de las cuatro 'macroferias' organizadas por el Gobierno nacional en la explanada del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Magap), en las avenidas Amazona y Eloy Alfaro.

Acudieron a ofrecer sus productos más de 650 productores agricultores, emprendedores y pequeños empresarios de la Sierra, la Costa y la Amazonía.

El Magap colaboró con la transportación de los vendedores, lo cual tuvo buena acogida para poder abaratar los costos.

Según una fuente del Magap, el promedio de ahorro en comparación con los supermercados es entre el 30 al 45 por ciento.

Desde antes de la inauguración a la hora señalada (09:00), comenzó la venta. La principal motivación de los consumidores estuvo en la posibilidad de adquirir productos frescos y orgánicos, sin intermediarios y a precios justos.

Segundo Barreda dijo que el costo “está cómodo, mucho más barato en cualquier otro mercado”; mientras Rosa Caiza dijo que “una guanábana que normalmente está a $ 12, aquí la compré en $ 5”.

Hubo quienes acudieron en familia, con la factibilidad de dejar a sus niños en un área de juego aledaña y también para consumir en los expendios de comida.

Por su parte, Marcelo Vera dijo que es importante para el consumidor poder acceder a precios justos y a los alimentos saludables.

“Estamos agradeciendo y pedir para que nos den la apertura para seguir sacando y dando a conocer nuestros productos ya que allá no tenemos un mercado fijo” señaló María Ponce, de Santo Domingo de los Tsáchilas, quien llegó a la capital como parte de una asociación cooperativa que elabora harinas a base de plátano.

Entre los participantes estuvieron los ministros de Agricultura, Javier Lazo; el de Economía y Finanzas, Richard Martínez; la titular de Turismo, Rosi Prado de Holguín, y la de Educación, Monserrat Creamer, quienes adquirieron productos y pudieron departir con los agricultores y recibir explicaciones sobre los procesos de producción y comercialización.

Lazo dijo que es importante el rostro social de estas ferias, donde confluyen las asociaciones de productores, los emprendedores, de dónde provienen y reconocer el esfuerzo y el valor de la producción nacional y la riqueza agropecuaria del país.

“El mandato del presidente (Lenín Moreno) es fortalecer todas las ferias en todo el país”, dijo y precisó que a lo largo del país están activas 133 ferias agropecuarias y el número podría crecer y ampliarse, no solo de uno o dos días.

“Es muy importante que este espacio no solo sirva para que el productor y sus organizaciones vendan directamente a mejores precios, beneficiando también la economía del consumidor, pero también que aquí conozcamos las necesidades de las organizaciones de productores”, dijo.

En particular citó las posibilidades en asistencia técnica, en acceso al crédito de la banca pública, en el acompañamiento a través de centros de acopio, de mecanización, de acceso a semillas, de kits agropecuarios para mejorar la productividad, de talleres de capacitación y también de proyectos de riesgos parcelarios.

Rosi Prado de Holguín señaló que la cartera que ella preside tiene el interés de que “la gente se mantenga en el campo, que produzca y que nosotros llevemos a los turistas para que disfruten la experiencia de lo que significa cosechar y comer directamente”.

Por su parte, Martínez señaló que “la idea de estas ferias es romper una cadena de comercialización que muchas veces es injusta para los productores y también que le afecta al consumidor, y acercar al pequeño productor, al campesino, al consumidor en el día a día”.

“Una noticia positiva es que estamos creando un nuevo crédito, a menos de 7% y a 15 y 20 años plazo, porque eso le va a permitir a los productores financiarse de una mejor manera, y también en la ley que está en la Asamblea estamos haciendo varias modificaciones para poder refinanciar las deudas, sobre todo para los agricultores que se han visto afectado por el paro”, apuntó.

Según estimados, en la feria podría registrarse un ingreso total entre $ 80.000 y $ 90.000. La primera realizada en Imbabura recaudó $ 72.000 con la participación de 920 agricultores, según fuentes del Magap. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: