La austeridad ahorrará $ 182 mil al año a Quito

- 24 de mayo de 2019 - 00:00

La restricción del uso de vehículos oficiales y celulares determinada por el alcalde Yunda equivale al 0,02% del presupuesto 2018 para obras en la urbe.

El nuevo alcalde de Quito, Jorge Yunda, puso el ejemplo y el 15 de mayo pasado llegó al Municipio, en el primer día de funciones, en su vehículo privado.

Sugirió a los concejales y funcionarios de alto rango del Cabildo que prescindieran, también, del uso de automotores oficiales como parte de la austeridad municipal que anunció en vísperas de su posesión.

El viernes pasado emitió una resolución en la que dispuso, entre otras cosas, el retiro de 132 automotores del servicio para asesores, gerentes de empresas, directores y administradores zonales.

Adicionalmente, se prohibió pagar planes de telefonía celular con recursos de la ciudad, igualmente, para los funcionarios de alto rango que tenían acceso a ello.

Estas medidas equivalen al ahorro de $ 13.400 al mes en combustibles y mantenimiento de carros, y $ 1.800 por telefonía celular

Los $ 15.200 que se dejará de pagar mensualmente por ambos rubros sumarán $ 182.400 anuales.

El monto equivale al 0,02% de los $ 699,5 millones presupuestados para el año 2018 para la ejecución de obras en la capital.

Comparativamente, la cifra parece pequeña. Sin embargo, se prevé que en el futuro el Alcalde capitalino determine nuevas medidas de ahorro en el gobierno local.

Una de ellas sería la decisión de no renovar el pago de compensaciones económicas a los transportistas urbanos a cambio de mantener la tarifa del servicio en $ 0,25.

Según datos de la administración quiteña pasada, la cancelación del subsidio significa el pago de $ 23 millones anuales.

Antes de la posesión, Yunda y su equipo de trabajo se manifestaron partidarios de eliminar el sistema de compensaciones y establecer valores reales de los pasajes.

Ayer, el burgomaestre anunció que presentará el próximo junio un proyecto al Concejo quiteño para establecer nuevos valores.

No dio detalles y se limitó a señalar que se buscará establecer una tarifa técnica. Esto debe incluir el pasaje del Metro y los otros elementos del sistema.

La Alcaldía anterior planteó a finales de 2017 un proyecto para que los usuarios pagaran $ 0,30 en los buses.

Por su parte, los transportistas sostienen que la tarifa debería ser $ 0,38, con base en el estudio técnico contratado por la pasada Alcaldía. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: