La ATM controla los buses urbanos, pero no la Metrovía

- 05 de noviembre de 2018 - 00:00
En Guayaquil funcionan 2.800 buses urbanos aprobados por la ATM y tienen GPS. La entidad de tránsito creará cuatro corredores viales más.
Foto: Karly Torres / et

El uso del GPS en el transporte público de Guayaquil permite a la entidad de tránsito vigilar el límite de velocidad, pero no hace lo mismo con los articulados.

El temor de ser atropellada por un bus urbano dejó a Esther González parada por casi 20 minutos en la acera de la av. Cayetano Tarruel, en el sector de Fertisa, sur de Guayaquil.

Por esta calle circulan las líneas de las cooperativas de transporte 110, 62, 118, 103, 19 y 155, a las que se suman los alimentadores del sistema Metrovía, autos, motos, camiones y los recolectores de basura de Puerto Limpio.

La mujer, de 47 años, quien intentó varias veces cruzar la calle, pero regresó al parterre, dijo que el exceso de velocidad de los buses se volvió cotidiano y peligroso en el sector. 

Esther mencionó que ni con el funcionamiento de la escuela República de Francia los buses disminuyen la velocidad; hasta parece que se suben a la acera sobre todo al frenar.

La misma situación vivió William Macías, con una niña en sus brazos, quien optó por calcular al “ojo” la distancia y la velocidad de la línea 118, que paró a pocos metros con un fuerte sonido.

El hombre, oriundo del sector de Paján, provincia de Manabí, indicó que hasta la ciudadela Los Esteros el límite de velocidad de los buses es normal, lo que cambia en el inicio de la cooperativa Santa Mónica. 

Para Fernando Amador, director de Transporte Público de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM), esto puede ser un problema de percepción.

El funcionario de la entidad de tránsito indicó que en Guayaquil hay 2.800 buses urbanos, todos tienen GPS, y 1.800 de estos son parte de los corredores viales.

Amador indicó que el uso de este sistema permitió reducir las 15.000 multas diarias por exceso de velocidad a ocho. En Guayaquil, actualmente funcionan tres corredores viales de los 15 que están planificados habilitarse hasta 2020.

El directivo reveló que la participación de buses en accidentes de enero a febrero de 2017 fue el 12%, mientras que en el mismo período de 2018 la cifra es el 6%, registrando un 50% menos.

Amador dijo que el decrecimiento muestra el buen uso del GPS, sistema que también tiene la Fundación de Transporte Masivo Urbano de Guayaquil, Metrovía, pero que no es controlado por la ATM.

Sobre este tipo de herramientas tecnológicas Leopoldo Falquez, gerente de la Metrovía, argumentó que este servicio de control (GPS) data desde el inicio de las operaciones en 2006.

Falquez indicó que tienen un modelo para reportar las novedades a la ATM, porque la Fundación Metrovía se autorregula en velocidad, llegada de buses a las paradas, recorridos, etc. Algo que a su criterio solo le compete a la entidad de transporte. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP