5 mil jóvenes inscritos en primer llamado de acuartelamiento

- 03 de marzo de 2018 - 14:52
En Guayaquil, los jóvenes se acercaron desde la tarde del viernes hasta los exteriores del Centro de Movilización de la Base Occidental.
Fotos: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

La mañana de este sábado se realizó el primero de los tres llamados de acuartelamiento de la leva de 1999 que convocará en el año el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. 5000 fueron seleccionados a nivel nacional para formar parte de la institución militar.

En Guayaquil, cientos de jóvenes se acercaron desde la tarde del viernes hasta los exteriores del Centro de Movilización de la Base Occidental para lograr uno de los 1.097 cupos disponibles en estas dependencias. La Base Occidental entregó 1.764 plazas distribuidas en sus repartos de Milagro (165 cupos), Santa Elena (227 cupos), Portoviejo (70 cupos) y Manta (205 cupos).

El capitán Washington Medina explicó que los acuartelados en Guayaquil serán destinados a 27 repartos de las tres ramas de las Fuerzas Armadas ubicados en las provincias de Zamora Chinchipe, Morona Santiago, Loja, Galápagos y Guayas. En la zona norte, cercana a la frontera con Colombia, los acuartelados no son enviados por ser una zona de gran actividad militar.

Simultáneamente, este proceso se llevó a cabo en las bases de movilizaciones norte, centro y sur del país que completaron los 5.000 cupos disponibles en este primer llamado.

El servicio militar voluntario comprende seis meses de acuartelamiento en donde los seleccionados terminarán (31 de agosto de 2018) su formación militar que se basa en seguridad integral, actividades de apoyo a la gestión de riesgos, valores y desarrollo de actividades ocupacionales.

“A nosotros nos llena de orgullo ver que a pesar de ser voluntario el servicio militar, cada vez hay más jóvenes que desean servirle a la patria y tener una formación responsable y digna que les fortalece sus valores y les permite sentar las bases de un futuro mejor”, agregó Medina, tras dar inicio al acto ceremonial que estuvo cargado de emotividad, especialmente por las madres de los seleccionados.

Luego de seis meses, los acuartelados recibirán la cédula militar que les acredita como soldados de reserva y deberán reintegrarse anualmente para realizar cursos de actualización o de ascenso si desean seguir en las FF.AA.

En el proceso de acuartelamiento en Guayaquil participaron representes de la Gobernación del Guayas, Ministerio de Salud, Intendencia, Policía Nacional, Bomberos y Agencia Nacional de Tránsito. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: