La comercialización al exterior no afecta el abastecimiento del servicio en el territorio nacional

Ecuador recibe entre $ 50 millones y $ 80 millones por exportar energía a Perú

- 31 de mayo de 2016 - 00:00
Coca-Codo Sinclar se encuentra ubicada en las provincias de Napo y Sucumbíos, cantones El Chaco y Gonzalo Pizarro.
Foto: El Telégrafo

La venta de electricidad a Colombia y al vecino del sur significarán ingresos económicos hasta de $ 280 millones anuales. La cobertura nacional creció 5 puntos porcentuales desde 2004.

Aquello que se planificó en 2012 se hizo realidad: en 2016 Ecuador se convirtió en exportador de energía hacia países vecinos. No se trata de una casualidad. Es el resultado de una década de esfuerzos enfocados en cambiar la matriz energética de la nación.

En el último enlace ciudadano, el vicepresidente de la República, Jorge Glas, hizo el anuncio: Ecuador exporta de manera simultánea energía eléctrica a Colombia y Perú. Glas informó que el Estado ecuatoriano entrega energía a la nación del sur desde la tercera semana de mayo. Con Colombia la exportación empezó a finales de febrero.

En una entrevista concedida a EL TELÉGRAFO, el 1 de marzo, el ministro de Energía, Esteban Albornoz, dio detalles adelantados sobre las conversaciones con Perú. Entonces dijo que con esa nación hay una línea de interconexión “de manera que, cuando lo necesiten, en función de su hidrología y condiciones, se podrá activar la exportación a ese país”.

Según Albornoz, por esta operación Ecuador podría recibir entre $ 50 millones y $ 80 millones. En tanto, por la exportación a Colombia -en un lapso de 12 meses- ingresarán entre $ 100 millones y $ 200 millones.

La energía que se distribuye a Colombia y Perú se origina del Sistema Nacional Interconectado (SNI), robustecido por las fuentes de generación eléctrica del país -incluidas las centrales hidroeléctricas, eólicas, entre otras-.

Hugo Arcos, coordinador de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Escuela Politécnica Nacional (EPN), explicó que Ecuador puede exportar hacia Perú alrededor de 90 MW, que es la capacidad que soporta la línea de transmisión entre ambos países.

Las poblaciones limítrofes de Perú con Ecuador se conectan con el sistema ecuatoriano para abastecerse de energía. Pero, a criterio del experto, hay una limitación técnica: “lo que se puede exportar está condicionado a la capacidad de transmisión, mas no de generación”.

Es decir, Ecuador podría exportar  más energía a su vecino del sur, si la línea de transmisión tuviera mayor capacidad. Para tener una idea más clara, los 90 MW que se entregan a Perú servirían para abastecer a la ciudad de Machala (El Oro), al mediodía, lo cual se conoce como un nivel de demanda media, aclara Arcos.

Con Colombia sucede lo contrario. La interconexión con esa nación permitió iniciar con 1.000 megavatios hora (MWh) por día. Este medio de comunicación solicitó información actualizada al Ministerio de Energía sobre la exportación a Perú; sin embargo, se indicó que se trabaja en la consolidación de los datos.

En marzo, el ministro Albornoz manifestó que los intercambios de energía generalmente se hacen por optimizaciones económicas. “Los dos países tienen energía, pero uno de ellos tiene energía más barata. Entonces, en vez de producir su propia energía, le compra al otro país energía más económica”. Entre los planes del Gobierno está exportar energía a Chile u otras naciones de América Latina.

Agregó que la venta de energía al exterior no debilitará el servicio que reciben los ecuatorianos. Actualmente el nivel de cobertura a escala nacional es de 97,18%, según el Ministerio de Sectores Estratégicos, con corte a diciembre de 2015; lo cual representa un crecimiento de más de 5 puntos porcentuales desde 2004. (Ver infografía)

El 3% sin cobertura corresponde a zonas dispersas de la Amazonía donde hay pocas viviendas de difícil acceso. Para proveer de energía a esas poblaciones, el Ministerio de Energía trabaja a través de programas de electrificación rural, explicó Albornoz.

Durante el enlace, Glas afirmó que 900.000 familias en Ecuador ahora cuentan con energía eléctrica. Debido a ello, los ingresos por este rubro crecieron de $ 847 millones a $ 1.800 millones en 2015. Los avances para alcanzar la eficiencia energética han dado buenos resultados. En 2015, el Consejo Mundial de Energía (WEC, por sus siglas en inglés) ubicó a Ecuador como el quinto país en el mundo en seguridad energética. “Esto fue posible por la reducción de pérdidas de energía eléctrica en los últimos 9 años pasando de 22% a 12%, generando un ahorro por $ 1.200 millones”, dijo Glas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: