Superintendencia de Bancos busca su reinstitucionalización al cumplir 92 años

- 07 de septiembre de 2019 - 15:53
Ruth Arregui Solano, superintendenta de Bancos, durante un evento por los 92 años de la entidad que dirige.
Foto: Miguel Jiménez / et

La Superintendencia de Bancos (SB) cumple, este domingo 8 de septiembre, 92 años de existencia institucional. Para conmemorar la fecha, el viernes Ruth Arregui Solano, superintendenta de Bancos, socializó la función de la SB y las estrategias que se están implementando para fortalecer la estabilidad, transparencia y solidez del sistema bancario.

La Superintendencia es un organismo técnico encargado de la vigilancia, auditoría, intervención y control del sistema financiero. Según Arregui, para esto es necesario fortalecer la supervisión preventiva e integral con un marco regulatorio sancionador para ejercer cabalmente el control, se debe realizar una afectiva supervisión de las entidades controladas para que gestionen sus riesgos y protejan el ahorro de los ciudadano, se debe fortalecer la supervisión consolidada transfronteriza y se debe promover la inclusión financiera e innovación tecnológica.

La Superintendenta se refirió al proyecto de reforma al Código Orgánico Monetario y Financiero que actualmente se encuentra en manos de la Junta de Política y Regulación Monetaria y Financiera. Según la funcionaria, este proyecto busca que el sistema bancario y el sistema de pensiones sea eficiente e innovador, además que promueve la autonomía de la SB.

Las actuaciones de la Superintendencia deben estas apegadas a las mejores prácticas. No puede tener influencias ni de orden político ni económico. No puede depender del Ejecutivo, del sector bancario ni de ninguna otra instancia que no sea para ejercer la protección. Solo la independencia y la autonomía le permite tener controles y supervisiones que sean adecuados que revelen efectivamente la situación en la que se encuentran las instituciones financieras sean estas públicas, privadas o los sistemas de seguridad social”, comentó Arregui.

Los expertos en Economía Francisco Swett y Simón Cueva, panelistas del foro “Horizonte de oportunidades con buenas prácticas bancarias” que se realizó el viernes en el evento, concordaron con Arregui.

Swett dijo que el proyecto de reforma es necesario para que la SB obtenga su autonomía y haya seguridad bancaria para los depositantes. Además mencionó que la cuenta única del tesoro, que se lleva dos terceras partes de los ingresos que son de la SB, es algo que debe terminar.

Por su parte Cueva mencionó que es fundamental que la SB tenga autonomía porque es la única forma de que sea una entidad de supervisión que no ceda a las presiones de los gobiernos de turno y de las entidades reguladas.

Con el proyecto de reforma también se pretende mejorar los procedimientos y los procesos de supervisión para elevar la transparencia en la rendición de cuentas de la banca. Para lograr esto -dijo Arregui- se necesita un reinstitucionalización de la SB, para que se profundice su función de supervisor, y el desarrollo del talento humano de los funcionarios de la SB. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: